Cyl dots mini

Lo que sí y lo que no puede hacer la policía para frenar las fiestas en un piso, ¿cuáles son las multas más habituales?

(Foto: Archivo)

La Policía Local aumentó el número de patrullas durante las noches de los jueves, viernes y sábado con el objetivo de erradicar las multas en pisos. ¿Qué pueden hacer y qué no? ¿Cuáles son los principales problemas con los que se encuentra la policía a la hora de frenar fiestas en pisos?

La semana pasada las propuestas de multa llevadas a cabo sólo por la Policía Local en Salamanca superaron las 40, tanto el jueves como el sábado. Los estudiantes, si bien es cierto que no podemos generalizar, decidieron pasar de las advertencias sanitarias y llevaron a cabo multitud de aglomeraciones en espacios cerrados y la gran mayoría de ellos sin mascarillas, según puede comprobar la policía, quien sin embargo no puede entrar en los domicilios a menos que sea con una orden. 

 

Así, ¿cómo puede comprobar que hay más de 6 personas en un mismo domicilio que no son convivintes? No puede. La policía debe esperar la colaboración de las personas implicadas para concoer el número de personas, pero esa colaboración no siempre existe. Así, ahora mismo las multas por sobrepasar el número de personas permitido son muy limitadas. No se puede comprobar, ya que no está a la vista de los agentes en cuestión. 

 

"La inspección nos cuesta bastante, porque dependemos de su permiso y colaboración. Nuestro mayor problema ahora mismo durante el confinamiento no son las fiestas en sí, sino las pocas herramientas de las que disponemos para verificar la cantidad de gente que se encuentra en su interior, ya que ello depende de si nos dan o no su consentimiento para comprobarlo. En el caso de que colaboren no hay ningún problema, pero nos encontramos con personas que ni siquiera nos abren la puerta, aunque vayamos, tres, cuatro o cinco veces. Se están acostumbrando a ello", asegura Ruben Mena, Policía Local. 

 

Sin embargo, en el caso de que las personas que se encuentran dentro del piso no quieran abrir a la policía y esta escucha ruidos en su interior, la multa puede llegar a ser peor puesto que se considera una obstrucción a la autoridad: "Esa noche puede ser imposible la identificación de esas personas, pero al día siguiente lo volvemos a intentar y en el caso de que no podamos siempre está el padrón municipal al que podemos recurrir para realizar una denuncia al titular", 

 

¿Qué es lo que sí puede hacer? En este caso y como consecuencia de la pandemia, la policía no puede entrar en el piso de la persona que ha realizado la denuncia con el fin de medir los decibelios y por lo tanto se agarra a la ordenanza de convivencia ciudadana. Si los agentes observan que existe música, voces, en definitiva, ruidos y molestias, iniciarían el expediente sancionador. 

 

"Nosotros como agentes de la autoridad damos fe de los hechos, si observamos que hay molestias y que esos ruidos evitan la convivencia tranquila de los vecinos podemos utilizar la normativa de convivencia ciudadana, está todo regulado y podemos sancionar gracias a ello", finaliza el agente de la Policía Local. 

 

 

 

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: