Lo que puedes hacer para que tus hijos puedan navegar 'on line' de forma segura

Los niños y el mundo online

Inculcar unos hábitos saludables en el uso de las nuevas tecnologías en nuestros hijos es fundamental para sacar todo su partido y evitar algunos inconvenientes.

No debemos atormentar a los más pequeños con los peligros de las redes, pero sí establecer unos buenos hábitos de seguridad y ganarnos su confianza en este campo. Y para ello, desde Brains International Schools han recogido una serie de consejos para que los niños naveguen de forma segura.

 

1. Supervisa el acceso a Internet de tu hijo. Las primeras incursiones de los más pequeños en el mundo digital deben ser tutorizadas por un adulto. No se trata de vulnerar la privacidad del menor, sino de evaluar el uso que hacen nuestros hijos de Internet.

 

2. Adviértele de los peligros que entraña navegar por Internet. El advenimiento de la red ha revolucionado todos los estratos de la sociedad y los delincuentes han evolucionado a la misma velocidad. Los menores deben conocer los peligros a los que se enfrentan cuando navegan para aprender a identificarlos y actuar en consecuencia.

 

3. Asegúrate de que nunca compartan datos personales con desconocidos. Los más pequeños no deben chatear con personas desconocidas y mucho menos compartir datos personales con ellos. La dirección de correo, el nombre completo o cualquier dato que permita la identificación del menor debe permanecer en la más estricta intimidad.

 

4. Incúlcale una rutina para el cambio de contraseña. No solo los más pequeños deben actualizar y cambiar las contraseñas con regularidad, sino también los adultos.

 

5. Enseña a tu hijo a omitir la descarga de archivos poco confiables. Programas malignos que monitorizan la actividad del ordenador, archivos adjuntos o enlaces indexados en emails con remitente desconocido nunca deben ser abiertos o ejecutados por los más pequeños.

 

6. Edúcale en el uso de las redes sociales. Ningún menor debería tener perfil en las redes sociales antes de los catorce años sin el consentimiento de sus padres.

 

7. Explícale que si alguien le molesta en Internet te pida ayuda. Llegados a este punto, si el menor se siente acosado por alguien mientras navega por internet debe contarlo con la mayor urgencia posible a sus padres. Por ello, es imprescindible ganarse la confianza de nuestros hijos en materia de redes sociales.