Lo más destacado de las críticas a 'Mientras dure la guerra', la película de Amenábar tras su pase en San Sebastián

Amenabar y Karra Elejalde, durante el rodaje en la Plaza Mayor (Fotos: Chema Díez)

La película, rodada en buena parte en Salamanca, compité en la sección oficial del Festival. No sabemos si vencerá pero sí parece que convence con un Karra Elejalde que se lleva el aplauso unánime en su papel de Unamuno. 

'Mientras dure la guerra', película de Alejandro Amenábar, compite por la Concha de Oro en San Sebastián y se proyectó este viernes. A falta de que llegue el momento de su estreno en las salas, el 27 de septiembre, con 'premier' en Salamanca el día 26, ya conocemos las primeras sensaciones de los críticos tras su paso por Donosti. Estas son algunas de sus reflexiones tras ver el primer pase:

 

VARIETY (Dennis Harvey): "..."No es lo suficientemente conmovedora (...) y carece de la urgencia y el suspense necesarios para dar vida a los acontecimientos de enjundia (...) No obstante, es más una decepción que un producto fallido, dado que es tan notable a nivel técnico que todo fluye con facilidad." 

 

OTROS CINES EUROPA (Fernando Bernal): "... El director se recrea en la monumentalidad de los escenarios, en los retratos de los famosos paseos de Unamuno por Salamanca y queda deslumbrado por la piedra de Villamayor". 

 

CINEMANÍA (Andrea G. Bermejo): "... Algunas secuencias funcionan mejor que otras pero el conjunto convence. Parece que Amenábar hubiese aparcado las pocas florituras estilísticas que hay en su cine –solo se permite cierto esteticismo en las secuencias oníricas de Unamuno, hermosas, pero, ¿pertinentes?– y se descubre más clásico que nunca, tal vez para que el mensaje no se deje ningún espectador por el camino. Sobre todo, en la secuencia final del enfrentamiento en el paraninfo, un espejo escalofriante en el que mirarnos hoy".

 

EL CORREO (Óskar Belategui): "... Amenábar no carga las tintas ni cae en el maniqueísmo en el dibujo de los bandos, un mal de la mayoría de cintas sobre la Guerra Civil. En ese sentido, un votante de Vox aplaudiría sin dudarlo la conversación entre Unamuno y Millán Astray, cuando este contempla con desdén y envidia la biblioteca de su casa burguesa. El hombre de acción, el héroe de guerra, frente al intelectual que nunca ha arriesgado la vida por su país.

 

Karra Elejalde debía de tener muchas ganas de abandonar el registro cómico al que le condenó su arrebatador Koldo de 'Ocho apellidos vascos'. El actor tiene asegurada la nominación al Goya por una composición mesurada, en la que el cuerpo, la voz y una deslumbrante caracterización son esenciales".

 

EL DIARIO (Frances Miró): "... Mientras dure la guerra sufre una grave contradicción que descoloca por su falta de tacto. Intenta convencer al espectador de que debe pensar por sí mismo, y no dejarse llevar por discursos fáciles por polarizada y politizada que esté la situación a su alrededor. Pero mientras le obliga a dejar de pensar, a verse arrollado por el desasosiego que corrompe el alma de Unamuno, y a decirle cuándo tiene que llorar, cuándo no pensar, cuándo callar y cuándo rendirse".

 

SCREENDAILY (Fionnuala Halligan): "...Una película estable, firme, profundamente inteligente, con una escalofriante resonancia actual, y un significativo cambio de tercio con respecto al anterior trabajo de Amenábar".

 

EL PAÍS (Carlos Boyero): "'Mientras dure la guerra' me parece una buena, contenida y también arriesgada película, narrada con cerebro y corazón.

 

Amenábar no solo hace un retrato poderoso de ese hombre contradictorio, corrosivo, desgarrado, dubitativo, sincero y honesto. También del taimado Franco y del volcánico Millán Astray. Con Franco, no comete el error de hacer una caricatura".

Noticias relacionadas