Lo llaman el superalimento del momento... ¿qué es el kale?

Kale

El kale se ha convertido en la verdura del momento. Se trata de una planta de la familia de la crucíferas como las coles de Bruselas o el brócoli, procedente de Alemania. Se ha puesto muy de moda entre las 'celebrities' de Hollywood por su multiplicidad de propiedades.

Está muy cercana a nuestra col rizada. Es de muy poco contenido calórico, tan sólo 30 Kilocalorías por cada 100 gramos. Como a las coles, al kale se la puede considerar una buena fuente de provitamina A , folatos y Vitaminas C y K. En cuanto a minerales es fuente de calcio, magnesio y potasio.

 

También que ha sido uno de los alimentos estrella en las tendencias gastronómicas del 2016, perdiendo protagonismo en este año. Además, aunque este producto tiene un buen aporte de calcio, no tiene la biodisponibilidad de los lácteos.

 

En cuanto a la vitamina C, si el kale no es consumido en crudo se pierde con la cocción, sobre todo si es en abundante agua. Hay que ingerir los zumos a base de kale lentamente para no tener problemas digestivos ( al menos unos 15 minutos por vaso). Igualmente, cabe resaltar que hay algunos estudios que alertan de ser una planta que acumula metales pesados (sería posible como otros vegetales por ejemplo el perejil).

 

¿ALIMENTO MILAGRO?

 

El Kale, como las coles, a cuya familia pertenece, es un alimento que ralentiza la función de la glándula tiroidea. 

 

En este sentido, desde la Academia Española de Nutrición y Dietética se indica que "ningún alimento por si solo ocasiona milagros en nuestra salud". No obstante subraya: "El conjunto de nuestra alimentación bien gestionada puede resultar preventiva. Un buen profesional dietista-nutricionista puede ayudar en esa tarea", apostilla.

 

Asimismo, defiende que "no hay alimentos ni buenos, ni malos, sino que sólo hay una mala utilización de ellos". Si puede ser cierto que alguno de los llamados superalimentos contengan algunas sustancias beneficiosas para la salud. Pero estas conclusiones se llegan con estudios con dosis muy superiores a los que contienen los alimentos, se prueban en animales o en estudios de un periodo corto de tiempo y en un número no significativo de personas,