Llega la Euroliga y, por encima de grandes retos, Perfumerías Avenida se abona al partido a partido

Estreno de la Euroliga para Perfumerías Avenida. Primeros pasos de una edición 2018 en la que hay grandes expectativas pero para cubrirlas hay que ir día a día y el primer paso es hacerse fuertes en casa con estreno ante el BLMA, quizás el mejor rival para empezar a construir aunque eso habrá que confirmarlo. 

Todo llega. Hace unos meses se sorteaba el calendario de la Euroliga Femenina 2018 deparando para Perfumerías Avenida, en su duodécima participación en la máxima competición continental, un grupo de esos que se califican como 'terribles' al primer vistazo y que a cualquier buen aficionado le hacen 'salivar' ante el baloncesto que se puede llegar a ver. Todo un reto, una vez más para el equipo salmantino, que esta vez ha reunido una plantilla con la que pretende ser rival para cualquiera que se cruce en su camino

 

Se pueden hacer muchas cábalas a priori sobre quiénes son los grandes rivales, cuántos partidos hay que ganar pensando el objetivo planteado, que hacerse con los partidos de casa es vital pero si de algo le vale a Perfumerías Avenida ser uno de los clubes ya veteranos en estas lides es para saber que la Euroliga, y más en el actual formato, es una competición que hay que jugar 'partido a partido'. Por eso por ahora hay que olvidarse de los Ekaterimburgo, Wisla, Fenerbahçe, YDU y demás cocos para centrarse en el BLMA de Montpellier, primer rival que visita Würzburg este miércoles. 

 

Si para Perfumerías Avenida hablamos de estreno, no lo es para el conjunto galo que ha sido el último equipo en incorporarse al grupo de la Euroliga después de superar la eliminatoria previa de manera reciente y lo hizo dejando claro cuáles pueden ser las armas que expondrá en Würzburg que pasan principalmente por el desarrollo de un juego físico propio del baloncesto galo y sus jugadoras. También entre sus armas algunas conocidas ya por estos lares como Hart, Sottana o una ex de Perfumerías Avenida, la polaca Evelyna Kobryn. 

 

El equipo salmantino espera esta primera jornada de la Euroliga después de un comienzo frenético de campaña en el que tras ganar la Supercopa suma tres victorias en Liga en tres encuentros con una trayectoria en el juego que ha ido a más dejando la mejor de las sensaciones en el duelo del pasado domingo ante UniGirona. Por ahora se puede decir que el equipo de Miguel Ángel Ortega progresa adecuadamente en sus principal arma, el trabajo defensivo, y a partir de ahí debe seguir creciendo en ataque. Ni en uno ni en otro lado de la pista ha podido explotar aun todo el potencial que se le presume porque es muy pronto y porque además tampoco ha podido contar con todas sus jugadoras. 

 

Hay que ver si hoy, frente a BLMA, se puede ver por primera vez a Angel Robinson en Würzburg -como es lógico necesita tiempo de adaptación a todo lo que se pide-, y de igual forma toca esperar a la evolución física de Laura Nicholls que es más que probable que reaparezca y más teniendo en cuenta la baja segura de Laura Gil. El resto del plantel, listo para revista con la ventaja que da el tener una rotación larga y haber podido repartir muy bien los minutos en los primeros metros del año.