Llega el IVA en tiempo real: ocho días para declarar cada factura que se emita

Desde ya las empresas empiezan a declarar el IVA a través de una plataforma electrónica y directamente a Hacienda. Lo harán como máximo cada ocho días cuando hasta ahora se hacía al mes o al trimestre.

Este sábado día 1 de julio entrará en vigor el SII, las siglas de Suministro Inmediato de Información, un nuevo sistema para declarar el IVA que puede ser el próximo quebradero de cabeza de las empresas que ya lidian con la declaración de este impuesto como uno de los trámites más engorrosos y que más tiempo hace perder a gestorías y departamentos de administración. A partir de ya, buena parte de los contribuyentes que tienen que declarar IVA tendrán que hacerlo en un plataforma directamente desde Hacienda y con un plazo de ocho días para cada factura, cuando antes se hacía una vez al mes o al trimestre.

 

El SII es, básicamente, un nuevo concepto de la gestión del pago del IVA. Exigirá que las empresas informen en tiempo casi real de las facturas recibidas y emitidas: en vez de mensual o trimestralmente, tendrán ocho días (y dentro de un año, sólo cuatro). Y, ¿cómo lo harán? Las empresas llevarán sus libros registro del impuesto directamente desde la sede de la Agencia Tributaria.

 

El IVA en tiempo real será obligatorio solo para las grandes compañías, las que facturan más de seis millones al año; también para los grupos de IVA y las empresas acogidas al régimen de devolución mensual deben cumplir con el SII. En total, el IVA en tiempo real afectará a 63.000 empresas de las más de 3,2 millones de declarantes del impuesto. También podrán quedar incluidos en el SII todos aquellos otros sujetos pasivos que opten voluntariamente por llevar electrónicamente sus libros registro, en cuyo caso deberán presentar también mensualmente sus autoliquidaciones.

 

Los contribuyentes incluidos en el SII deberán remitir a la Agencia Tributaria, por vía electrónica, el contenido de los registros de facturación en el plazo de cuatro días (ocho días durante este año 2017). Con esta información se irán configurando, prácticamente en tiempo real, los distintos libros registro previstos en la normativa del IVA, lo que permitirá mejorar la calidad de la información y agilizar el sistema de gestión, disminuyendo los requerimientos de información y las obligaciones formales de los contribuyentes, así como reduciendo los plazos de devolución. El período de presentación de autoliquidaciones se amplía a los 30 días del mes siguiente del período de referencia frente a los 20 actuales.

 

Y, ¿será bueno? Para Hacienda, facilitará la tarea de control y la lucha contra el fraude porque tendrá información constante de las empresas. Los gestores administrativos ya han advertido del coste de adaptación para pymes y despachos del SII del IVA. Y CEOE cree que las empresas no están preparadas todavía.