Llega el Festival de la Luz... ¿y la factura?