Llega el calor, tira de ingenio... o mejor ponte a la sombra