Limpieza de tumbas y flores a sus seres queridos: los salmantinos vuelven al cementerio dos meses después

Salmantinos en el cementerio (Foto: Arai Santana)
Ver album

El camposanto San Carlos Borromeo vuelve a abrir sus puertas a los salmantinos, Ha llegado la fase 1 y de tres se han ampliado a 15 las personas que pueden asistir a los funerales para dar el último adiós a sus seres queridos. 

La fase 1 ha llegado al Cementerio Municipal San Carlos Borromero de Salamanca. Al igual que este, muchos otros camposantos de la provincia charra han vuelto a abrir sus puertas. Los cipreses han permanecido vigilantes y alerta, en soledad desde que se instauró el estado de alarma para frenar la pandemia de la covid-19 hace ya dos meses.

 

Estos lugares santos cerraron sus verjas y estas solo se han abierto para acoger funerales de familias que no acababan de creer todo lo que estaba pasando tal y como contaba a tribunasalamanca.com Gerardo Laso, uno de los enterradores. Entierros a los que solo podían asistir tres familiares, además de los trabajadores del cementerio, la funeraria y el párroco en caso de que así se desease.

 

Con la llegada de la fase 1 de las medidas de alivio del confinamiento las puertas se han abierto pero con medidas de seguridad y distanciamiento socialUna de las principales diferencias es que se ha ampliado de tres a quince las personas que pueden asistir para dar un último adiós a sus seres queridos. La soledad impuesta por la covid-19 levanta el pie del acelerador, pero todavía no podemos abrazar como quisiéramos a los nuestros. 

 

 

Son las nueve de la mañana y nada más llegar a este lugar nos encontramos a personas llevando flores frescas, otras limpiando tumbas y algunas otras visitando el lugar donde reposa un ser querido. La mayoría llevan mascarilla, aunque es fácil guardar la distancia en un lugar tan grande y abierto, los salmantinos son cuidadosos, todo sea por alejar un poco más al virus de nuestras dias. 

 

También los hay con cubo y balleta en mano limpiando tumbas y nichos. En silencio y en soledad reposan de pie frente a la tumba de su ser querido, un momento de absoluta intimidad que nos había sido arrebatado y que para muchos es necesario. 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: