Lastras, nuevo lĂ­der de la carrera a sus 35 aĂąos

MaĂąana, primera llegada en alto con la ascensiĂłn a la estaciĂłn de Sierra Nevada

El corredor espaĂąol Pablo Lastras, del Movistar Team, se ha enfundado el jersey rojo de lĂ­der de la clasificaciĂłn general, tras imponerse en solitario en la tercera etapa de la Vuelta ciclista a EspaĂąa, disputada entre Petrer y Totana sobre 163 kilĂłmetros, con un ataque en la Ăşltima subida.

"Ya tocaba. Ha sido una victoria justa, solidaria y merecida. TenĂ­a muchas ganas de levantar los brazos", apuntĂł Pablo Lastras, el veterano pupilo de Eusebio UnzĂşe, poco despuĂŠs de sumar su tercer triunfo en la ronda espaĂąola, junto a los dos que logrĂł en 2002, por delante de francĂŠs Sylvain Chavanel (QuickStep) y el espaĂąol Markel Irizar (RadioShack), segundo y tercero.

Un ataque en la Ăşltima ascensiĂłn, el Alto de la Santa, 4 kilĂłmetros al 6,1 por ciento a menos de 13 kilĂłmetros para la meta, le dio la victoria al ciclista de San MartĂ­n de Valdeiglesias (Madrid), apodado 'El Penkas', sobre sus otros tres compaĂąeros de escapada, Chavanel, Irizar y el ucraniano Ruslan Pydgornyy (Vacansoleil), que cedieron 15 segundos.

Lastras culminĂł asĂ­ una fuga de cerca de 150 kilĂłmetros en la que el quinteto inicial -del que se quedĂł descolgado NicolĂĄs Edet (Cofidis) por el ataque de un insecto- llegĂł a contar con una renta mĂĄxima de casi 8 minutos (7:53), que administrĂł a pesar del trabajo en el pelotĂłn del equipo del anterior lĂ­der, el italiano Daniele Bennati, el Leopard Trek.

Los escapados subieron el Alto del Berro, con una pendiente media del 3,5 por ciento y a 47 kilĂłmetros de la llegada, con mĂĄs de 4 minutos y se relevaron con precisiĂłn para apurar sus opciones de ĂŠxito, caso del Movistar, sin un lĂ­der que pelear por la clasificaciĂłn general.

"Cada uno juega con la estrategia en funciĂłn de lo que dispone. El hecho de no tener un lĂ­der nos hace pensar en pensar en victorias parciales. Aunque no sea nuestro 'color' trataremos de defenderlo con todas nuestras fuerzas", dijo un eufĂłrico en la meta Eusebio UnzĂşe, quien subrayĂł que la pĂŠrdida de Xavi Tondo y el grave accidente de Juan Mauricio Soler, que le dejĂł en coma, "es un aliciente".

Eso fue minutos mĂĄs tarde de que 'El Penkas' se recreara saboreando la victoria, tres dedos en recuerdo de sus ĂŠxitos en la Vuelta y los Ă­ndices seĂąalando al cielo por el malogrado Tondo, un ĂŠxito que le llega en su etapa madura. "Hoy clĂĄsica, maĂąana, 'grupetto'; al otro, clĂĄsica y al otro, 'grupetto'", resumiĂł Lastras sobre la nueva filosofĂ­a del conjunto telefĂłnico.

No obstante, el veterano lĂ­der tratarĂĄ de defender el 'rojo' este martes en la cuarta etapa, entre Baza y Sierra Nevada, de 170,2 kilĂłmetros, primer final en alto de la presente ediciĂłn, con la meta en la estaciĂłn de esquĂ­ en la que se superan los 2.100 metros, cima Alberto FernĂĄndez, despuĂŠs de ascender el inĂŠdito puerto de la Sierra de Filabres, de primera categorĂ­a, y el de Blancares, puntuable de tercera categorĂ­a.