Las víctimas colaterales del trapicheo en Salamanca: tres mujeres muertas en cinco meses
Cyl dots mini

Las víctimas colaterales del trapicheo en Salamanca: tres mujeres muertas en cinco meses

Los forenses metiendo el cadáver en el interior del vehículo (Foto: T. N.)

A la muerte de una mujer en el incendio declarado este 16 de agosto en una vivienda de la calle Limón del barrio de Pizarrales, hay que sumar la de otras dos, 'La Amparo' también de Pizarrales y 'La Sera' del barrio San Vicente, supuestos crímenes aun por resolver. 

Primero fue 'La Amparo', después 'La Sera' y ahora la mala suerte ha recaído en una joven de tan sólo 24 años que ha fallecido en el conocido barrio salmantino de Pizarrales. Todos estos casos tienen un punto común según fuentes policiales, el trapicheo de droga.

 

Y es que, a última hora de la tarde de este 16 de agosto de 2017 los bomberos terminaban de sofocar un incendio en una vivienda unifamiliar de la calle del Limón en cuyo interior se encontraban varias personas. Después de la alarma lanzada por los vecinos, los efectivos pudieron rescatar aún con vida a alguna de ellas pero durante la operación se confirmó el fallecimiento de una mujer. 

 

Irremediablamente después de conocer este suceso, la memoria rescata otro hecho sucedido hace apenas cinco meses, en concreto, otro incendio producido en la vivienda situada en el número 12 de la calle América (también en Pizarrales), que se saldó con otra fallecida en el interior, 'La Amparo', una mujer de unos 50 años que vivía sola en una casa de planta baja y estaba viuda. El cadáver de la mujer presentaba al menos dos cuchilladas en el cuello y un fuerte golpe en la cabeza.

 

Finalmente, cabe recordar otra de las muertes, en este caso la de una mujer a la que apodaban 'La Sera'. Tenía 64 años y resultó herida en la madrugada del pasado 27 de marzo al recibir varias puñaladas en su domicilio del número 12 de la calle San Ambrosio, en el barrio de San Vicente. Su hijo varón ingresaba hace tan sólo unos días en la cárcel de Topas por su presunta implicación en el crimen. Finalmente, el juez ordenó su puesta en libertad al no existir pruebas que demuestraran que mató a su madre.