Las ventas de motos y ciclomotores de segunda crecen un 0,2% en Salamanca

Sin embargo, la media de la Comunidad ascendió en un 4,6 por ciento hasta las 8.563 unidades
Las ventas de motos y ciclomotores de segunda mano en Salamanca se elevaron un 0,2 por ciento con un total de 1.145 operaciones en los nueve primeros meses del año, según indican los datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam).

Por su parte, las ventas de motos y ciclomotores de segunda mano en Castilla y León se elevaron un 4,6 por ciento en los nueve primeros meses del año, hasta alcanzar las 8.563 unidades comercializadas; el crecimiento en términos nacionales fue del 3 por ciento, con 211.912 operaciones al cierre del tercer trimestre, lo que sitúa la relación de ventas entre ocasión y nuevas en 1,8 a 1.

En el ámbito de la comunidad, la provincia que registró un mayor alza fue Soria (más 24,1 por ciento), seguida de Burgos (17,5 por ciento) y Segovia (16,7 por ciento). Tras ellas se situaron Valladolid (más 3,3 por ciento) y León (2,2 por ciento), todas ellas con variaciones positivas, a diferencia de Ávila, con una caída del 0,2 por ciento, Zamora (-1,9 por ciento) y Palencia (-2,6 por ciento).

En términos de volumen, Valladolid es la provincia castellanoleonesa con mayor número de operaciones (2.040 unidades), seguida de León (1.703 unidades), Burgos (1.143 unidades), Zamora (624 unidades), Ávila (567 unidades), Palencia (527 unidades), Segovia (510 unidades) y, en último lugar, Soria (304 unidades).

En el conjunto del mercado español, las ventas de motocicletas de ocasión se incrementaron en más de un 4,9 por ciento, hasta el entorno de las 155.000 unidades, lo que representa casi las tres cuartas partes del mercado de usados entre las dos ruedas, y presenta así una proporción de 1,6 a 1 respecto a las ventas de nuevas.

No obstante, las operaciones de ciclomotores usados se redujeron un 1,8 por ciento al término del tercer trimestre, quedando ligeramente por debajo de las 57.000 unidades vendidas, lo que refleja el impacto de los cambios regulatorios en materia de permisos.