Las ventanas, mejor cerradas