Las terrazas dejan menos espacio que las sombrillas en Benidorm