Las romerías de mayo en la provincia, pendientes del avance del coronavirus y del estado de alarma
Cyl dots mini

Las romerías de mayo en la provincia, pendientes del avance del coronavirus y del estado de alarma

La ermita de Valdejimena

Para el próximo mes estaban previstas romerías y fiestas en los municipios que reúnen a miles de personas y ahora están a la espera del avance de la crisis sanitaria.

Cada año son algunas de las citas más esperadas por muchos y reúnen a miles de fieles en distintos puntos de la provincia. Unas fechas señaladas en el calendario de fieles y vecinos pero que este año aún están en el aire por la situación de emergencia sanitaria por el coronavirus y la declaración del estado alarma.

 

Y es que, tras la suspensión de la Semana Santa, la llegada del mes de mayo y la festividad de Pentecostés vuelven a tener lugar citas multitudinarias en distintos puntos de la provincia, a lo que se suman algunos municipios que celebran sus fiestas en estas fechas. Sin embargo, en estos momentos de estado de alarma, de confinamiento y de distancias de seguridad estas celebraciones están pendientes del desarrollo de los acontecimientos.

 

En este sentido, desde la Diócesis de Salamanca han confirmado que las posibles suspensiones de actos se decidirán según evolucionen las circunstancias y las recomendaciones sanitarias. "Mientras el estado de alarma esté vigente y las iglesias sigan cerradas al culto no se puede celebrar nada, pero como no sabemos lo que durará, se irá viendo y en según lleguen las fechas se suspenderá o no, según lo que se decrete", han apuntado.

 

La primavera es una estación en la que los municipios y ermitas se llenan de actividad. En Pentecostés celebran las romerías de Nuestra Señora del Cueto y Nuestra Señora de Valdejimena, que cada año reúnen a miles de fieles en una jornada festiva. 

 

Por otra parte, también en mayo se celebran otras fiestas como el Noveno de San Felices de los Gallegos, que tiene lugar el segundo fin de semana del mes, suspendida ya, y fiestas en numerosos pueblos. Algunos actos ya están suspendidos, como las fiestas de Villoruela o la Feria del Queso de Hinojosa, actividades que ya han anunciado su cancelación. Para el resto, habrá que esperar a la evolución de la pandemia.