Las reivindicaciones laborales sacaron a la calle a 81.000 salmantinos con 127 jornadas afectadas por estos 'parones'

Imagen de la última Huelga General de noviembre de 2012 en el Polígono El Montalvo (Foto: Chema Díez)

Los años 2001, 2002, 2008, 2012 y con toda seguridad, 2013, han sido los más 'movidos' en lo que a huelgas, manifestaciones y protestas se refiere en Salamanca en contra de las políticas de Gobierno central, regional o local.

Los últimos años, han sido muy 'movidos' en Salamanca. La crisis económica, los recortes, las medidas 'antisociales' o las decisiones de los políticos y/o responsables de miles de miles de empresas han provocado una movilización masiva de los salmantinos, con el único objetivo de defender lo suyo.

 

De hecho, y según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el año 2012 ha sido el más prolífico en movilizaciones y huelgas en capital y provincia, actos en los que se han visto involucrados un total de 81.000 salmantinos con 127 jornadas laborales en la sque algún trabajador no ocupó su puesto al estar en una protesta o movilización.

 

Y es que el año 2012 ha contado con dos huelgas generales en un mismo año, así como multitud de pequeñas protestas de trabajadores y empleados públicos en defensa de lo que consideraban junto. Todo hace indicar, pese a que aún no hay datos oficiales, que el año 2013 también contará con elevados guarismos sobre este indicador en la provincia de Salamanca debido a las constantes protestas de los sindicatos del sector público y de empresas privadas.

 

Así, en los años 2009, 2010 y 2011, los trabajadores afectados por estas protestas se situaron en 200, 300 y 200, con 0,2, 0,8 y 1,8 jornadas no trabajadas, datos que difieren mucho de los de 2012.

 

Algo parecido ocurre en los años anteriores hasta llegar a 2001 y 2002. En estos dos ejercicios, la repercusión de la huelga en el trabajo llegó a los 8.600 y a los 27.100 respectivamente, con 4,7 y 35,2 jornadas no trabajadas en Salamanca.

 

Éste es el escenario reivindicativo que se desglosa en capital y provincia salmantinas en el apartado reivindicativo y de protestas que se ha acelerado con motivo de la crisis economica y de los recortes a los trabajadores.

 

En el conjunto de Castilla y León, y según el INE, solo en el año 2012, más de 1,3 millones de personas se movilizaron con casi 3.000 jornadas no trabajadas entre las nueve provincias de la región.