Las regulaciones de los casinos en España

Boom de los casinos on line

A pesar de que el juego llegó a España hace relativamente muy pocos años, el país se ha acabado convirtiendo en uno de los mercados que más oportunidades ofrece en el sector de casinos y juegos de apuestas en Europa. A los españoles les gusta apostar y, desde que se fundase el primer casino físico en el año 1977, el crecimiento ha sido paulatino y muy positivo.

 

De hecho, el sector del juego se valora en España, a día de hoy, en más de 1.900 millones de euros. No obstante, es un sector que necesita de estrictas regulaciones, especialmente, si se tiene en cuenta que la evolución de la tecnología ha puesto a disposición de los usuarios los casinos online, como, por ejemplo, casino online JackpotCity.

 

La facilidad que otorga internet para acceder a juegos online implica consecuencias muy positivas y, a la vez, algunos riesgos si no se implantan las legislaciones oportunas. Por ello, la Dirección General de Ordenación del Juego se encarga de asegurar, por un lado, los derechos de los jugadores y, por otro, la recaudación de los impuestos correspondientes.

 

Tal y como la misma Dirección del Juego expone en su página web, toda aquella explotación de juegos requiere dos licencias: las licencias generales y las licencias singulares. Mientras que la primera permite ofrecer juegos de apuestas; la segunda otorga al titular a explotar cada modalidad de juego incluida en los juegos de apuestas: slots, ruleta, póquer, etc.  

 

Estas normas se presentaron en la Ley del Juego de 2011, que establece criterios muy estrictos para asegurar que el juego online sea lo más seguro posible para sus usuarios y, a la vez, que las compañías contribuyan son sus impuestos a la economía nacional.

 

No obstante, obtener la licencia, no es un camino de rosas. Es preciso ser, en primer lugar, una sociedad limitada, realizar declaraciones económicas anuales muy rigurosas, contar con un sistema de control que haga un seguimiento de todas las partidas y, en definitiva, mostrar total transparencia. Gracias al control de la creación y uso de los juegos de casino online, los españoles tienen acceso a un mercado en el que solo los operadores de casinos más competentes y justos están disponibles.

 

Las regulaciones en España aseguran que el juego en casinos, tanto presencial como online, sea lo más justo y legal posible. Las leyes que se aplican a este ámbito se actualizan continuamente y al Estado no le tiembla el pulso para penalizar a aquellos que no las sigan.