Las polémicas plazas del barrio de San José: la realidad de una obra de mínimos y 'a medias'
Cyl dots mini

Las polémicas plazas del barrio de San José: la realidad de una obra de mínimos y 'a medias'

La renovación de las plazas interiores de San José, fuera de plazo, se somete a retoques tras la polémica se ha hecho sobre la base de reponer lo roto y mezclar con nuevos equipamientos. 

Diez años llevaban esperando los vecinos de San José que el Ayuntamiento de Salamanca actuará en el aspecto más peculiar del urbanismo de este barrio, sus plazas interiores. Y ahora que ha llegado el día, la tónica general es de insatisfacción. La sensación de oportunidad perdida para haber ido más allá de un lavado de cara y la incorporación, indiscutible, de nuevos juegos infantiles o la renovación de pavimentos. Esa es la sensación que transmiten los vecinos del barrio durante la visita de TRIBUNA para comprobar qué hay de verdad en el cruce de acusaciones entre Ayuntamiento y PSOE sobre lo que los últimos consideran "una chapucilla" y los populares, una manipulación en toda regla. Y que, como ha podido comprobar este medio, se está sometiendo a retoques en ejecución y que tiene a mucho personal trabajando.

 

En la visita, por adelantar acontecimientos, este medio ha podido comprobar que la obra es, en realidad, una obra parcial... a pesar de su presupuesto. Esa puede ser una de las claves del aspecto final, ya que el proyecto se está ejecutando como estaba previsto. Para explicarlo baste decir que en las aceras estaba previsto limitarse a sustituir losas rotas, y así se ha hecho: en ningún momento se han hecho nuevas. Y que, tras la polémica, se están repasando detalles, por ejemplo, de pintura y sumideros, dos de las quejas de los vecinos, atendidas por los responsables de obra. Además, hay que decir que algunos de los remates tienen un aspecto mejorable, sin menoscabo de que las empresas que ejecutan la actuación sean contratistas habituales del Ayuntamiento y profesionalmente solventes. 

 

También, que se ha actuado manteniendo elementos como aceras, alumbrado o las plazas en sí, e incorporando otros nuevos como juegos, pavimento de tartán o suelos antideslizantes, una mezcla que no chirría, pero con un evidente contraste.

 

Lo primero que hay que decir es que la obra va tarde. Los contratos se formalizaron en octubre de 2017; corresponden a los lotes 1 y 2 de una actuación que incluye las plazas de San José y San Bernardo. En San José están trabajando Martobar y una UTE de Hispánica de Viales y Hermatinsa. El presupuesto suma 504.000 euros con IVA. Las actas de replanteo son, según el perfil del contratante del Ayuntamiento, de junio de 2017, y la partida presupuestaria para pagar es de 2017. Así que las obras tenían que haber empezado en octubre, con tres meses de plazo para cada lote: a finales de enero tendrían que haber estado terminadas.

 

La visita a la que pertenecen las fotos de este reportaje tuvo lugar el viernes a última hora de la mañana. Las imágenes ha sido tomado por este medio: no son del PSOE ni del equipo de Gobierno. Se han hecho en plazas y aceras donde se ha actuado ya. Sorprende, en primer lugar, la cantidad de personal y la alta actividad en varios de los lugares donde se hacen las obras. ¿Un efecto de la denuncia del PSOE? El grupo socialista denunció una semana atrás, el 12 de abril, la "chapuza" que se estaba haciendo; lo hacían tras las quejas de los vecinos. Este medio solicita al grupo municipal socialista que uno de sus concejales nos acompañe para indicar dónde advirtieron los desperfectos que reflejaban en las fotos que enviaron a los medios.

 

El concejal socialista designado no tiene inconveniente en reconocer que alguna de las fotos era antigua (exactamente, de una semana antes de la denuncia), pero que el resto no, y que la situación ha mejorado... tras la denuncia. Entre otras cosas, hay pavimento de goma que faltaba en una plaza con las losas de colores. Pero también señala que persisten deficiencias. Este medio puede comprobar y documentar que las aceras tienen losas diferentes, ya que el proyecto sólo contempla cambiar las que estén rotas, no hacer aceras nuevas; eso da la sensación de haber usado material de retales, como denunció el PSOE.

 

También puede comprobar este medio que en las plazas hay importantes desniveles ya que no se actúa en su base, sólo se cambian recubrimientos; algunas de ellas carecen de sumideros y otras sí los tienen, pero de obra reciente: hubo una queja de un vecino porque el agua iba directa a su portal y se le ha hecho un sumidero para evitarlo. Se mezclan materiales nuevos con viejos, con algunos remates dudosos: asoman trozos de plástico entre losas. Como se mantienen las aceras, hay algunos desniveles donde se unen con zonas renovadas. Cuando visitamos la zona, se están pintando de rojo algunas de las plazas; responsables de la obra nos confirman que es una segunda capa y que es antideslizante, como la primera.

 

Sí se incorporan nuevos equipamientos, como parques con juegos infantiles y dotados del pavimento blando habitual; llama la atención que se está trabajando en alguno de ellos (cambiando alguna losa que en teoría es nueva) mientras ya los usan los niños. También se está dando esa segunda capa de pintura en plazas en las que ya hay bancos o juegos puestos; también se están decorando con dibujos en el suelo. Se han puesto bancos nuevos y de diseño tradicional, no de piedra, que han sido alabados por los vecinos; y se han mantenido todos los árboles y zonas verdes en uno de los barrios que más tiene: nada de 'arbolitos'. El césped se ha replantado, pero está creciendo todavía: en algunos sitios sólo se ven los nutrientes que se le añaden.

 

La conclusión es que el aspecto es el de una obra parcial, que está todavía sin terminar aunque va tarde, que cuando denunció el PSOE había deficiencias y que se están corrigiendo (pintura, sumideros, remates), como confirmamos sobre el terreno. 

 

El concejal de obras, Daniel Llanos, ha acusado al PSOE de "mentir y manipular a los vecinos con fotos falsas", entre otras, con las fotos de las losas variadas en las aceras que son una realidad. En una comparecencia reconoció, también, que es cierto que existe cierto retraso en algunas zonas señalando a las condiciones climatológicas como responsable "porque ha estado lloviendo y, por ejemplo, era imposible colocar el caucho". Una de las cosas que los socialistas denunciaron que faltaban en una obra cuyo mayor problema es que es 'media obra'. Quizás la solución hubiera sido sencilla: dotar más presupuesto.

Noticias relacionadas