Las pensiones, congeladas de frío...

Humor de Álvaro