Las 'patatas calientes' del curso político en Salamanca: de las terrazas extendidas a la zona azul y el nuevo bus
Cyl dots mini

Las 'patatas calientes' del curso político en Salamanca: de las terrazas extendidas a la zona azul y el nuevo bus

El consistorio tiene que decidir cuándo levantar las medidas que favorecen a la hostelería y los negocios, encajarlas en los presupuestos, poner en marcha las futuras peatonalizaciones y renovar los contratos del bus y la zona azul.

El final de las Ferias y Fiestas marca en Salamanca el inicio de un nuevo curso político que este año llega con importantes desafíos. La vuelta a la 'normalidad' obliga a reactivar cuestiones que quedaron en suspenso en marzo de 2020, a replantear medidas que se tomaron para la pandemia y a afrontar planes previstos para toda la legislatura, pero que han quedado postergados por la urgencia de enfrentar el coronavirus. Y todo ello tiene que caber en los presupuestos municipales para 2022 sobre los que es obligatorio empezar a trabajar y que incluyen dos importantes nuevos contratos municipales. Estas son las principales 'patatas calientes' del año.

 

Presupuestos 2022

Son el molde en el que tienen que encajar todas las medidas que se vayan a tomar. Sobre el papel, cuentan con la garantía de salir adelante porque PP y Cs tienen mayoría suficiente y, ni en un momento de cierta convulsión, parecen dispuestos a romper el pacto municipal. Sobre esa premisa, las cuentas de 2022 son la primera prioridad en este regreso a la actividad y hay que tomar importantes decisiones.

Durante la pandemia se ha renunciado a ingresos como la tasa de terrazas y de puestos, que suponen una importante merma de ingresos; hay que decidir si se mantiene esa exención y el resto de facilidades fiscales, como aplazamientos. Hay que integrar los fondos europeos que lleguen de apoyo al transporte público o para desarrollar futuros planes de movilidad. También hay que decidir si se mantienen las ayudas y estímulos a negocios y empresas. Y todo ello contando con que se congelan un año más lo principales impuestos.

 

Peatonalizaciones Covid

Con la llegada de las restricciones al negocio en interior en bares y restaurantes y la aplicación de la distancia interpersonal, se decidió aplicar una peatonalización provisional a numerosas calles en el centro y otros enclaves. Algunas dejaron de aplicarse, como la de María Auxiliadora, y está decidido que la que se hizo en Van Dyck decaiga cuando deje de haber restricciones en interior, pero hay que decidir sobre el resto. No es fácil porque afecta tanto a las terrazas extendidas como al tráfio y a los recorridos del bus urbano.

 

Zona de Bajas Emisiones

En 2023 Salamanca tendrá una Zona de Bajas Emisiones en la que no se podrá circular con los vehículos más contaminantes. Estará trazada en la 'almendra' central en cuyo interior se restringirá de manera definitiva la circulación, ya muy limitada por cámaras y peatonalizaciones.

 

Futuras peatonalizaciones

El plan para contar con una ZBE incluye peatonalizar más calles del centro: en realidad, eso está planeado hace años y ahora hay que ejecutarlo. La primera será la calle Ancha, pero habrá muchas más.

 

Terrazas extendidas

Cuando empezaron las restricciones, se autorizó a que locales con licencia y sin ella pudieran o bien ampliar el espacio que ocupaban o poner veladores o mesas altas. Hay que decidir se se va a mantener esa ocupación extra o no, cuánto tiempo y cómo se va a volver a la normalidad, ya que había nueva ordenanza con tasas, temporadas, zonas...

 

Ordenanza de terrazas

Cuando el Covid irrumpió en nuestras vidas, estaba a punto de empezar a aplicarse la nueva ordenanza de terrazas que iba a poner orden en la distribución de mesas y sillas. Se aparcó y, en su lugar, se desarrolló el plan de terrazas extendidas, pero una vez decaiga habrá que aplicar los cambios de la nueva normativa municipal. Afectan, por ejemplo, a mobiliario común en la Plaza Mayor, reparto de espacio en la misma, ordenación de la Rúa Mayor, cambios en las calles con exceso de mesas y sillas... Hay que ponerle fecha.

 

Contrato del bus urbano

El contrato del autobús municipal fue anulado de manera definitiva en febrero de 2019 por decisión del Supremo. Cuando irrumpió la pandemia, se había iniciado un proceso para volver a licitarlo y uno de los objetivos es tenerlo listo este mismo año. Es una decisión compleja: son 140 millones de euros, el contrato más cuantioso de cuantos tiene el Ayuntamiento, que afecta a un servicio esencial.

 

Nuevas paradas del bus

El nuevo contrato tendrá que incorporar los cambios que se van a hacer en líneas y recorridos para atender, entre otros, la entrada en funcionamiento del nuevo Hospital de Salamanca. Incluye una decisión crucial: sacar el bus urbano del centro histórico, por donde hacía recorridos hasta que se peatonalizaron las calles más próximas a la Plaza Mayor.

 

Contrato de la zona azul

Otro de los contratos que se va a licitar este mismo año es el de la ORA, el estacionamiento regulado. Como ya ha publicado TRIBUNA, se pretende que cambie bastante: se renovarán todos los parquímetros, pero lo más importante es que habrá una nueva app para poner el ticket sin sobrecoste y con otras funcionalidades como encontrar aparcamiento o informarse del tráfico y recargar la tarjeta del bus.

 

Obras pendientes

Importante capítulo con actuaciones que no terminan de completarse como la renovación del campo de fútbol Reina Sofía, el centro de recepción de visitantes de la Fonda Veracruz, la ciudad deportiva Lazarillo... También hay que comprobar el avance de las obras del Puerto Seco o las que se iniciarán en 2022 para trazar un corredor verde en pleno centro de la ciudad, la reforma del Palacio de Congresos o el arreglo del CAEM.

Comentarios

CALLE PRADO 14/09/2021 00:16 #4
RESULTA QUE SE CIERRAN LOS PARQUES PARA QUE NO HAGAN BOTELLONES, PERO SIN EMBARGO EN LA CALLE PRADO, UN HOSTIELERO SE PERMITE EL LUJO DE USAR UN BANCO DE LA VIA PUBLICA PARA ASIENTO DE SU TERRAZA. CON UN PAR. PENSAMOS TAMBIEN QUE SE DEBERIAN PONER DE ACUERDO LOS HOSTIELEROS DE LA PLAZA POETA IGLESIAS, HASTA HACE UNOS MESES TERRENO DE NADIE, pero... QUE SI, QUE PONGAN UNAS MESAS ... DESDE HACE UNOS DIAS, YA NO PASA, NI UN CARRO NI CON NIÑO, NI CON COMPRA Y LAS PERSONAS TIENEN QUE ANDAR EN FILA INDIA, A NO SER QUE QUIERAN IR POR LA CALZADA. CON OTRO PAR. Y LOS PARQUES VALLADOS, QUE PENA.
No Volver a votar al PP JAMÁS DE LOS JAMASES. 13/09/2021 22:27 #3
Los Vecinos de la calle Zamora ,y por los RUIDOS de las terrazas ,no tenemos obligación de soportar a las cafeterías que hay debajo de nuestras casas. Los hosteleros han hecho un SINPA, como una catedral, porque el.AyTO lo Ha CONSENTIDO. DEJAS DE PAGAR UN multa O.UN IBI Y TE FUNDEN
lectora 13/09/2021 15:39 #2
Es horrible tantas terrazas, las personas no tenemos por donde deambular, si vamos a comprar a un supermercado que tenemos que pasar por a plaza Mayor, por la calle Varillas no se puede pasar, por la calle San Justo tampoco, por la plaza San Julian tampoco, si vienes por la plaza de la Reina tampoco, si vienes por la Plaza de la constitución tampoco; y es cierto pues me paso a mí este sábado pasado por la tarde cuando fui a hacer mi compra al Gadis Cuesta del Carmen, Horrible, verdaderamente PATETICO. a ver si se suspenden muchas terrazas ya por favor, y las que queden que empiecen a pagar impuestos como los pagamos todos los ciudadanos, que no nos quedan ni aceras para pasar y nos tenemos que salir por la carretera donde circulan los coches; ya estamos super hartos; ya vale con tanto covid para estas bobadas de hosteleria.
VECINO DE SALAMANCA 13/09/2021 12:46 #1
Deben poner fecha al exceso de terrazas y los hosteleros empezar a pagar impuestos como antes de la pandemia ya que la medidas de los interiores se relajan. Los vecino debemos poder vivir en nuestras casas y poder abrir una ventana y dormir y escuchar la televisión, y estudiar...

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: