Las olas del Covid-19 en el hospital de Salamanca: las fechas récord de cada ola y los cuatro días más dramáticos
Cyl dots mini

Las olas del Covid-19 en el hospital de Salamanca: las fechas récord de cada ola y los cuatro días más dramáticos

Durante el último año, el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca ha vivido una de las situaciones sanitarias más complicadas a las que se han tenido que hacer frente. El Covid-19 irrumpió con fuerza y ha obligado a los profesionales sanitarios a dar lo mejor de sí mismos para luchar contra un enemigo invisible que llegó para arrasar con casi todo a su paso.

 

No ha sido un año fácil. Plantas enteras dedicadas a pacientes Covid, UCIs extendidas para acoger a un elevado número de pacientes críticos, decenas de nuevos ingresos cada día, sanitarios contagiados por el virus y, todos los días, una lucha sin cuartel contra un virus desconocido que se ha cobrado un precio demasiado alto.

 

En poco más de doce meses hemos vivido tres olas, casi tsunamis, de la enfermedad y el aumento de contagios en cada una de ellas se ha dejado sentir en el hospital con el incremento de nuevos ingresos cada día. De hecho, durante semanas, aunque no en días consecutivos, se han registrado más de una veintena de nuevos ingresos por coronavirus.

 

En concreto, según los datos recogidos por la Junta de Castilla y León en su Portal de Datos, un total de 58 días desde el 1 de marzo de 2020 se han registrado más de una veintena de nuevos ingresos diarios sólo por Covid-19. A estos datos hay que sumar que otros 83 días los nuevos pacientes con esta enfermedad ingresados en planta al día han superado los 10. 

 

Un 'aluvión' de pacientes cada día que alcanzó su pico más alto el 28 de marzo del pasado año, en los primeros momentos de la enfermedad, cuando se produjeron un total de 71 nuevos ingresos. Además, los días 31 y 27 de marzo también se registraron más de medio centenar de ingresos con Covid-19: 57 y 53 nuevos hospitalizados, respectivamente.

 

Y es que esos días de finales de marzo fueron muy complicados en el CAUSA. Entre los cinco días que más ingresos nuevos se han registrado también se encuentran el 25 y el 26 de marzo, cuanto llegaron a las plantas Covid del hospital charro 45 y 48. Unas cifras dramáticas que dejan 217 hospitalizados en apenas cuatro días (del 25 al 28 de marzo).

 

Todo ello obligó al hospital a reforzar su plantilla y, por ejemplo, ese mes de marzo se contrató a 200 auxiliares de enfermería, según explicaron en su momento fuentes hospitalarias. Una lucha sin cuartel en un momento en el que se registraban los picos más altos de hospitalizados. De hecho, los ocho primeros días de abril había en ingresados en planta más de 350 pacientes Covid y el pico de esta estadística se alcanzó el 3 de abril, cuando había 382 personas hospitalizadas en planta.

 

"La mejor manera de adaptarse a una eventualidad como esta ha sido aprender juntos cada día. Nuevos protocolos, ensayos con fármacos, medidas de protección cambiantes, bulos que se expanden a gran velocidad pero que cuesta mucho detener... Estamos estudiando muchísimo", explicaba Víctor Quirós, MIR Medicina Preventiva y Salud Pública, del Complejo Asistencial de Salamanca en una entrevista con TRIBUNA

 

Segunda y tercera ola

 

Aunque las cifras de la primera ola han sido devastadoras, durante la segunda y la tercera ola también se han registrado picos importantes de nuevos ingresos. De hecho, en la sexta posición de ese particular ránking de los días con mayor número de nuevos ingresos se encuentra el 26 de enero de este 2021, cuando tuvieron que ser hospitalizadas por Covid 40 nuevas personas. Un dato que refleja la virulencia de esta tercera ola, que ha llegado a superar a la segunda, registrada entre los meses de octubre y noviembre.

 

En este sentido, el pico de nuevos ingresos diarios de la segunda ola se produjo el 22 de octubre, cuando entraron al Complejo Asistencial salmantino 25 pacientes, una cifra muy inferior a los de la primera y la tercera ola.

 

 

Días sin ingresos

 

El contrapunto a esta situación han sido los valles entre olas. De hecho, 50 días de este último año no se han producido nuevos ingresos de pacientes Covid, todos ellos de finales de mayo, julio, agosto y diciembre. 

 

Fechas que coinciden con los momentos de menor presión hospitalaria y, aunque en ningún momento en el último año se ha llegado a 'vaciar' el hospital de pacientes con coronavirus, el pasado 17 de julio se llegó a la cifra más baja: apenas dos pacientes ingresados en planta. Además, otros 30 días, también de los meses del pasado verano, la cifra de pacientes Covid en planta ha sido inferior a 10.

 

Situación de las UCI

 

Las Unidades de Críticos han sido el foco de atención de esta tercera ola, ya que las autoridades sanitarias de Castilla y León establecieron que no comenzaría la desescalada hasta que la ocupación de estas UCI no bajara del 35%. Extendida desde hace meses, la UCI de Salamanca ha llegado a albergar a 56 pacientes Covid el 5 de abril de 2020, el pico más alto de toda la pandemia.

 

Y es que lo peor en la UCI llegó los últimos días de marzo y los primeros días de abril del pasado año, cuando se mantuvo durante diez días por encima del medio centenar de pacientes críticos. Después, poco a poco, comenzó a descender su ocupación, hasta la llegada de la segunda y, sobre todo, la tercera ola, que ha vuelto a dejar cifras de ocupación muy elevadas, ya que el 3 de febrero de este año había 44 hospitalizados en la UCI charra.

 

Sin embargo, en cuanto al número de nuevos ingresos en UCI diarios, el pico más alto ha llegado cuando apenas se había comenzado a hablar de la tercera. Y es que el pasado 24 de diciembre fue necesario ingresar en UCI a 10 pacientes, el pico más alto de la pandemia.

 

Ahora, la situación ha mejorado mucho en el hospital de Salamanca. Este viernes había 26 pacientes Covid en planta y 12 en UCI. Sin embargo, la sombra de una cuarta ola ya se puede ver, por lo que es necesario, más que nunca, mantener las medidas de seguridad y cumplir con las restricciones impuestas. Todo ello para salvar vidas y para evitar que la situación en el hospital vuelva a complicarse después de meses de lucha contra la enfermedad y contra el miedo. "Muchos trabajadores sanitarios estarán de acuerdo conmigo en que el miedo ha sido más por las personas de nuestro entorno que por nuestra propia integridad", reconocía Víctor Quirós.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: