Las obras del pozo de las Nieves, a punto para el mes de abril

Fotos: De la Peña
Ver album

Se ha recuperado un mirador junto al único tramo de muralla almenado que se conserva en la ciudad, una estrecha galería subterránea de unos 15 metros construida para canalizar el agua, un segundo pozo, unas antiguas caballerizas y los restos de la torre noroeste del conocido como “El Escorial de Salamanca”.

La restauración del Pozo de las Nieves y otros elementos arqueológicos del Convento de San Andrés, del siglo XVIII, llega ya a su fin. De no producirse ningún contratiempo, tanto la rehabilitación como la señalización finalizarán este mismo mes para su apertura al público con visitas guiadas a principios de abril.

 

Gracias a este proyecto con un presupuesto de 278.000 euros, de los que 150.000 euros han sido aportados por el Gobierno de España a través de la convocatoria del 1,5% Cultural, Salamanca mostrará bienes históricos que estaban ocultos bajo estructuras añadidas a lo largo de los siglos, situados en el número 79-81 del paseo Rector Esperabé.

 

Además del Pozo de las Nieves, destinado a la conservación del hielo, con una profundidad de siete metros y un diámetro de seis metros, las obras han permitido recuperar dos bodegas abovedadas empleadas como caballerizas y los restos de la torre noroeste del Convento de San Andrés, utilizada parcialmente desde finales del siglo XIX como casa del peón caminero y taller eléctrico.

 

También se ha acondicionado un mirador junto al único tramo de la Muralla que conserva almenas y dos hojas y una estrecha galería de 15 metros construida para canalizar el agua y que podrá también visitarse en una gran parte.

 

Durante las obras de rehabilitación de los restos del conocido como “El Escorial de Salamanca”, se descubrieron otros elementos históricos y arqueológicos que se decidió incluir en la rehabilitación por su valor cultural, suponer una mejora de la accesibilidad y facilitar la comprensión de la funcionalidad original de los espacios recuperados.

 

Entre los nuevos descubrimientos, se encuentran un segundo pozo hallado en el patio original del Convento con una profundidad de 4 metros y un acceso al fondo del Pozo de las Nieves para facilitar las labores futuras de mantenimiento, dadas sus dimensiones y profundidad, que se habilitará también para las visitas.

 

Próximamente, comenzará una obra complementaria para soterrar el cableado ubicado en la entrada del Pozo de las Nieves y los restos recuperadosdel Convento de San Andrés. Estos trabajos se prolongarán durante las próximas semanas.

 

Esta importante actuación permitirá sumar un nuevo espacio patrimonial que se abrirá a la ciudad de Salamanca y los visitantes a principios de abril si no se produce ningún contratiempo. En principio se realizarán visitas guiadas gratuitas y abiertas a todas las personas y colectivos interesados.

 

En verano se incorporará, además, a recorridos teatralizados que incluirán la Cueva de Salamanca, la Plaza Concilio de Trento, donde se ubica el Convento de San Esteban, y el Pozo de las Nieves.

 

También está prevista su integración en el programa “Las llaves de la ciudad”, que se desarrolla anualmente en otoño y tiene como objetivo mostrar o redescubrir el patrimonio de la ciudad de Salamanca.

 

Este proyecto ha permitido, además, la regeneración urbana de una zona de la ciudad que estaba deteriorada.