Las nuevas señales que vamos a ver en las carreteras: cómo son, dónde van a estar y qué significan
Cyl dots mini

Las nuevas señales que vamos a ver en las carreteras: cómo son, dónde van a estar y qué significan

Una de las nuevas marcas viales que se ensaya para los pasos de peatones. Foto: Mitma

El ministerio y la DGT ensayan con nuevas y curiosas marcas viales que pronto empezaremos a ver en carreteras y calles de las ciudades: se centran en reducir la velocidad en travesías y pasos de peatones, pero también en adelantamientos.

Las autoridades llevan tiempo ensayando con nuevas marcas viales, las señales de tráfico horizontales sobre las carreteras, para mejorar la señalización de algunos tramos y puede que pronto nuevas señales cambien para siempre travesías, pasos de peatones y adelantamientos. Así será si llega a buen puerto un proyecto experimental que, desde 2020, ensaya con la aceptación de nuevas marcas viales en algunos tramos.

 

El ensayo se inició con unas flechas para los adelantamientos y sigue ahora con nuevas líneas laterales que avisarán del acceso a una travesía o de la proximidad a un paso de peatones. Son tres de los lugares donde más accidentes se producen por la velocidad y se está buscando alguna solución por medio de nuevas señales que se salgan de lo convencional.

 

Flechas para adelantar

Así, en 2020 el experimento arrancó con las flechas de retorno, que indican la cercanía de un tramo en el que está prohibido el adelantamiento, y que son de vital importancia.

 

Dado el efecto favorable que estas flechas tienen sobre la seguridad viaria, ya que son un elemento usado desde hace años, se extiende su uso a tramos en los que existe línea continua para el otro sentido de circulación y a tramos en los que conviven estas flechas dirigidas a ambos sentidos.

 

Dientes de dragón

Ahora se ha iniciado una nueva fase con dos nuevas señales. Por un lado, se dispondrá, en el inicio de la travesía, de una nueva marca vial denominada «dientes de dragón», que obligará al conductor a reducir notablemente la velocidad de circulación con respecto al tramo precedente, debiendo, a la vez, adaptar la conducción a las nuevas circunstancias del entorno de la carretera.

 

Líneas quebradas

Por otro lado, se dispondrá de un paso de cebra en la zona con más visibilidad, al que precederán 'líneas de borde quebradas2 cuyo objetivo es concienciar al conductor de que se aproxima a una sección particular por lo que deberá reducir la velocidad. El objetivo es avisar de la próximidad de ese paso de peatones para que el conductor adapte la velocidad a tiempo.

 

¿Son definitivas?

Su implantación generalizada dependerá de si cumplen o no su cometido. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) expica que "la percepción que se tiene de las marcas viales cuando se circula por la carretera es muy distinta de la obtenida en el diseño en papel". Además, la interpretación por parte de cada usuario es muy subjetiva. Por ello, los tramos experimentales tienen como objetivo comprobar previamente a la incorporación a la nueva normativa la eficacia de las marcas y el grado de percepción y comprensión por parte de los usuarios.