Las nuevas primeras veces del fútbol: "Nunca hemos disfrutado tanto de un entrenamiento, han sido meses muy largos"

Foto detalle en el Helmántico (Foto: Arai Santana)

Las primeras nuevas veces reaparecen estos días en el fútbol como el perfecto empujón para una liga, que sumida en la incertidumbre ha vuelto a ver a los tres equipos salmantinos sobre el terreno de juego. 

La primera vez que volvemos a juntarnos en el césped, la primera vez que corremos sobre el Helmántico, el Municipal o las Pistas, la primera vez que volvemos a ponernos los guantes y la primera que tocamos un balón. El gran parón vivido en todos los ámbitos, pero sobre todo en el fútbol de Segunda División, ha hecho que volvamos a sonreír cada vez que volvemos a hacer algo no tan nuevo, pero que pocas veces habíamos disfrutado tanto. 

 

Hasta tres equipos salmantinos se han visto afectados por la situación y junto a ellos, toda una ciudad deseosa de volver un domingo y si se puede también entre semana a comer pipas, charlar con los amigos o gritar desde la grada al árbitro, entrenador o jugadores. Nunca nos hubiéramos imaginado que algo así pasaría pero...¿cómo lo están viviendo los protagonistas? Una montaña rusa de emociones envuelve estos primeros díasde pretemporada. 

 

"Creía que se me había olvidado tocar un balón", reconoce Carlos de la Nava, jugador de Unionistas de Salamanca, "echaba muchísimo de menos volver a pisar el césped", admite Sergio Molina, centrocampista del Salamanca CF, 

 

"Hemos empezado esta pretemporada con más ganas que nunca, quizás es un periodo duro y cuesta más físicamente que otras veces, pero las ganas y el deseo de empezar superan cualquier dificultad. Llevamos dos días y queremos más", comienza a hablar Carlos de la Nava"Ha sido duro, muy duro. Iban pasando los días e incluso los meses y no sabíamos nada. La mayoría vivimos de esto y los días se hacían muy largos esperando una respuesta. Ahora hay que confiar en que todo vaya a salir bien, aunque sea complicado creo que siguiendo un protocolo bueno será posible". 

 

¿Cómo fue tu nueva primera vez Carlos Molina? "Fue muy raro y novedoso. Antes de entrar al campo te toman la temperatura, el gel, la distancia social...todo ha cambiado. Ha sido muy emocionante, pero también ha sido frío para lo que soy yo, ¡hasta me he tenido que presentar al entrenador sin darle la mano! También he sentido alivio al saber que tenemos fecha de inicio, los echábamos mucho de menos de verdad. Sin embargo la incertidumbre sigue estando presente", cuenta entre risas. 

 

Enfrentados en el césped, pero con un pensamiento unánime en estos momentos. Volver. "Estamos cansados, pero con ilusión. Creo que pocas veces hemos disfrutado tanto de un entrenamiento, llevamos mucho tiempo sin estar a este ritmo, pero todo se contrarresta con las ganas que tenemos. La primera idea era empezar antes y la incertidumbre de saber si íbamos a jugar o no ha aumentado todo. Es nuestro trabajo, nuestra forma de llevar dinero a casa. Vivimos por y para esto y se nos tiene que considerar como profesionales", completa Sergio Molina. 

 

Al hilo de la falta de información dedicada al fútbol de Segunda División B por parte de la Federación el otro Molina, el del Guijuelo se muestra tajante: "Yo me sentí muy mal, me molestó bastante y no creo que no seamos profesionales, nuestro trabajo es remunerado y vivimos de nuestro deporte, nosotros y nuestras familias. Yo me puse a trabajar durante el estado de alarma ante la gran incertidumbre a la que nos enfrentábamos. Yo cada dos semanas voy a tener que pasar un test, ¿por qué si tengo un mayor control que otras profesiones de cara al público no puedo empezar? Hay comentarios que hacen daño, cómo que no es necesario que vuelva el fútbol, es mi trabajo". 

 

¿Ha cambiado el valor que le damos al fútbol está situación? "Te cambia la forma de ver el fútbol, pero también de ver la vida en general. Era algo que no pensábamos nunca que ocurriría, hemos estado seis meses parados y en la vuelta a los entrenamientos actuamos diferente, nuestra mentalidad ha cambiado y está claro que seguimos con el miedo de que se repita la situación. La situación no está 100% controlada a nivel nacional, pero tenemos que convivir con ello, ser responsables  y, sobre todo, disfrutar de cada momento, de lo que tenemos ahora, porque ahora podemos hacer lo que nos gusta", opina De la Nava.

 

"Creo que a mí no me ha cambiado, pero lo disfruto mucho más", señala Sergio Molina, "no hay que esconder que cuando las cosas no te salen bien, a veces tienes ganas de acabar el entrenamiento, pero gracias a esta situación nos hemos dado cuenta de lo afortunado que somos. Nuestro trabajo es hacer lo que más nos gusta y creo que hay que valorarlo todos los días. Además, vamos a volver a jugar con mucha hambre, las ganas que tenemos de competir son enormes". 

 

Echar de menos: "He echado de menos todas las sensaciones que me aportaba el fútbol, aunque quizás la rutina más que nada, es nuestro día a día. Tenía muchas ganas de volver al ámbito de equipo, de coger los hábitos de todos estos años y, por supuesto, de competir", finaliza Carlos de la Nava. 

 

"Es normal que tengamos estas emociones, es como una montaña rusa. Miedo, tranquilidad y de repente otra vez tensión. Tenemos que vivir el día a día, porque no sabemos qué va a pasar mañana. Hemos aprendido que tenemos que estar unidos, porque cuanto más unidos estemos más fuerza tendremos", el punto final de Carlos Molina, pone el punto final a esta montaña rusa de emociones. 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: