Las 'nuevas' plazas y aceras de San José despiertan las críticas vecinales por la rácana inversión
Cyl dots mini

Las 'nuevas' plazas y aceras de San José despiertan las críticas vecinales por la rácana inversión

El PSOE denuncia que las obras, ya entregadas, demuestran que la obra requería más inversión: los remates son dudosos, faltan sumideros, elementos... Se optó por arreglar aceras en vez de hacerlas nuevas.

Las obras de las plazas interiores de San José vuelven a estar de actualidad. La actuación, muy criticada por los dudosos remates de la misma en abril, centra de nuevo las críticas de los vecinos que consideran que no se ha invertido al mismo nivel que en otros barrios, que faltan elementos y que van a dar problemas de inundabilidad por la falta de sumideros en las plazas. Así lo ha denunciado el concejal socialista Arturo Santos en una rueda de prensa y tras haber visitado las obras, ya entregadas, para comprobar el grado y nivel de ejecución de las mismas. Para corregirlo, el equipo de Gobierno tuvo que gastar casi 190.000 euros extra para completar la obra. Pero hay cuestiones que no se han corregido.

 

Como puso de manifiesto en un reportaje TRIBUNA, se trata de una obra 'de mínimos' en el que se decidió gastar lo justo, aprovechando elementos en buen estado como algunas aceras, lo que se traduce en un aspecto de 'medio terminado' en el que se mezcla lo nuevo y lo viejo. Muy distinto a las inversiones en otros lugares de la ciudad donde se levantan aceras por completo.

 

Así lo ha puesto de manifiesto este viernes el concejal Santos, que ha insistido en la valoración que hizo hace meses y que le valió una dura crítica del equipo de Gobierno, con petición de disculpas incluida. Con el tiempo, se ha comprobado que aquellas quejas estaban fundadas porque sigue sin haber alcantarillas suficientes, y algunas plazas se inundan sólo con el agua de riego; los remates siguen siendo discutbiles; y es evidente que se ha invertido menos: de hecho, el primer contrato se adjudicó con una baja de 205.000 euros sobre lo presupuestado, casi la misma cantidad que hubo que dotar en contratos posteriores para rematar la obra.

 

El grupo político del PSOE en el Ayuntamiento calificó como "una chapucilla" esta obra lo que no gustó al equipo de Gobierno, que acusó a los socialistas de una manipulación en toda regla de las fotos. Sin embargo, en la visita que hizo TRIBUNA a finales de abril pudimos comprobar que cuando ya debía estar terminada la obra, se estaban haciendo remates y que había una gran cantidad de personal corrigiendo cosas. Entre otras, la falta de sumideros en llevaba el agua de riego hacia los portales, la falta de algunos elementos de juegos infantiles o los remates en general. Los mismos problemas que se pueden observar ahora, con la obra ya entregada.

 

El grupo municipal socialista ha vuelto a visitar las plazas interiores y calles de San José objeto de la obra y ha hecho fotos con el resultado final de la actuación. Se puede comprobar en la galería que acompaña a esta información. La clave es que, en realidad, lo que debería ser una obra integral es sólo parcial. Es decir, que no se ha hecho como en otras partes de la ciudad, donde se levantan aceras enteras para hacerlas nuevas por completo.

 

Para explicarlo baste decir que el proyecto contempla que en las aceras estaba previsto limitarse a sustituir losas rotas, y así se ha hecho: en ningún momento se han hecho nuevas. Y que, tras la polémica, se están repasando detalles, por ejemplo, de pintura y sumideros, dos de las quejas de los vecinos, atendidas por los responsables de obra. Además, hay que decir que algunos de los remates tienen un aspecto mejorable, sin menoscabo de que las empresas que ejecutan la actuación sean contratistas habituales del Ayuntamiento y profesionalmente solventes.