Las normas para volar con drones en Salamanca: dónde se puede y dónde no y las posibles multas
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

Las normas para volar con drones en Salamanca: dónde se puede y dónde no y las posibles multas

Mapa de zonas aéreas excluidas al vuelo no autorizado en Salamanca.

El vuelo con drones y otras aeronaves teledirigidas está muy restringido: no se pueden usar sobre poblaciones ni donde haya personas, tampoco en espacios aéreos restringidos. Las multas, hasta 4,5 millones de euros.

Un nuevo episodio de invasión del espacio aéreo del aeródromo de Matacán ha vuelto a poner de manifiesto las irregularidades en el uso de drones y aeronaves. En este caso, la Guardia Civil ha pillado a dos varones volando un dron y un avión teledirigido en el aeropuerto salmantino que, hay que recordar, es una instalación militar. El episodio, que data de agosto de 2020, es grave y se suma a otros como el día en que dos drones entraron en el espacio aéreo de Matacán y fueron detectados por un caza además de interrumpir las actividades de la instalación. En ambos casos, se trata de comportamientos totalmente prohibidos y que pueden acarrear fuertes multas.

 

El vuelo de drones está totalmente regulado desde 2017 y, con la normativa en la mano, se encuentra muy restringido. El crecimiento de su uso y el delicado ámbito en el que lo hacen, el espacio aéreo, así lo recomiendan. Las solicitudes para operar con drones de manera reglada y profesional han aumentado de manera exponencial, pero es peor todavía la situación de los vuelos de aficionados que lanzan sus aeronaves al aire sin permisos.

 

Condiciones de vuelo

La normativa sobre vuelo de drones distingue dos escenarios fundamentales. Por un lado, el uso lúdico de cualquier aficionado y, por otro, el vuelo por parte de usuarios autorizados. En todo caso, su uso está regulado por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

 

AESA recomienda tomar algunas precauciones en el uso lúdico. En primer lugar, un dron tiene limitada su altura máxima de vuelo a los 120 metros, y se recomienda tenerlo siempre a la vista y volarlo en buenas condiciones, sin lluvia ni viento. Si las condiciones de visibilidad son malas (de noche, niebla) se recomienda restringir la altura a no más de 50 metros.

 

Dónde se puede y no se puede volar

En cuanto a las restricciones, está prohibido volar sobre espacio aéreo controlado como el de aeropuertos o helipuertos, con una zona excluída para el vuelo de ocho kilómetros a la redonda.

 

 

El aeródromo de Matacán, por normativa, está restringido a este tipo de aeronaves. Además, al ser una instalación militar la infracción es más grave. Como se puede ver en el mapa superior, en el caso de Salamanca están señalados tres helipuertos, todo el municipio de Salamanca y todo el área de Matacán como zonas donde no está permitido el vuelo.

 

Tampoco se puede volar sobre viviendas y personas con un dron de más de 250 gramos y por encima de 20 metros de altura, restricción que rige también para vuelos profesionales.

 

Las multas

Si los autores de la fechoría son identificados, les esperan multas de entre 60 euros y 4,5 millones de euros en función de dos cuestiones: la gravedad del incidente y su condición de aficionados o profesionales.

 

  • Particulares sin conocimientos aeronáuticos:
  1. 1.   Leves: entre 60 euros y 45.000 euros.
    2.   Graves (causan daños personales o incidentes): entre 45.001 euros y 90.000 euros.
    3.   Muy graves (provocan accidentes aéreos, muerte…): entre 90.001 y 225.000 euros.
  • Sanciones a empresas o personas con conocimientos aeronáuticos:
  1. 1.   Leves: entre 4.500 euros y 70.000 euros.
    2.   Graves: entre 70.001 y 250.000 euros.
    3.   Muy graves: entre 250.001 y 4,5 millones de euros.