Las normas de Salamanca para hacer frente al 'boom' de los patinetes: velocidad, multas y dónde pueden circular
Cyl dots mini

Las normas de Salamanca para hacer frente al 'boom' de los patinetes: velocidad, multas y dónde pueden circular

Un usuario de patinete, circulando por la Plaza Mayor. Foto: A. Santana

La ordenanza de los patinetes especifica cómo circular con ellos entre la capital y el alfoz y adopta todas las normas, obligaciones y multas de Tráfico y la DGT a estos aparatos.

Salamanca estrenará en breve la nueva ordenanza para vehículos de movilidad personal, los populares patinetes, cuya presencia en las calles es cada vez mayor y ha empezado a generar algunos conflictos con el resto de usuarios. Es frecuente ver a conductores de estos patinetes circulando de manera incorrecta, haciéndolo por aceras, alternando su condición de vehículos en la calzada, con auriculares, mirando el móvil, en zonas peatonales... incluso ha habido ya una primera multa por ir bebido. Y todo esto es lo que se quiere frenar.

 

Para ello se ha desarrollado una nueva ordenanza que regula fundamentalmente el uso de los carriles bici para moverse con ellos entre la capital y las localidades del alfoz, motivo por el cual la norma será la misma en todos los municipios del entorno. La ordenanza adapta a Salamanca los preceptos de las normas nacionales presentes y futuras, motivo por el cual el concejal de Tráfico, Fernando Carabias, ha explicado que no se ha entrado a regular, por ejemplo, el uso del casco obligatorio que pedía IU porque el reglamento futuro a nivel nacional ya lo incluirá.

 

Lugares y velocidades

De este modo, las velocidades máximas y lugares de circulación son las marcadas por las autoridades de Tráfico y lo mismo ocurre con las normas básicas para circular con estos vehículos, que no deberán hacerlo nunca por aceras o calles peatonales, sino prioritariamente por la calzada y vías ciclables.

 

La ordenanza incluye un cuadro de vías por las que se puede o no circular y la velocidad máxima. Es el siguiente:

 

 

En este sentido, en la ordenanza municipal quedará establecido que cuando existan vías ciclistas y sendas ciclables, los conductores de estos vehículos estarán obligados a circular por ellas y no podrán hacerlo por la calzada del tráfico rodado.

 

Si se trata de carriles bici, la velocidad máxima permitida a la que podrán circular será de 20 km/h. Mientras que esta velocidad se reducirá a la mitad, es decir, a 10 km/h, en el caso de que se trate de aceras-bici, pistas bici y sendas ciclables.

 

Cuando no existan estas vías ciclables, los conductores deberán circular por la vía urbana reservada al tráfico rodado a una velocidad máxima de 25 Km/h y no podrán hacerlo en ningún caso por travesías, vías interurbanas, autopistas, autovías y túneles urbanos. Tampoco podrán circular por las aceras, las zonas peatonales y las calles peatonales. En este caso los conductores deberán bajarse del vehículo y transitar por ellas como peatones.

 

A la hora de estacionar, los conductores de estos vehículos podrán utilizar los espacios destinados al aparcamiento de bicicletas, quedando prohibido amarrarlos al arbolado, farolas, semáforos, señales verticales y otros elementos del mobiliario urbano, así como en las fachadas de los edificios.

 

Además, al someterse a la normativa de tráfico y circulación nacional la ordenanza incluye las obligaciones de los conductores de estos vehículos, que pronto estarán obligados a llevar casco y se someten a las mismas normas sobre uso de móvil o alcoholemias. También marcará la DGT las multas por infracciones,  ya que Tráfico quiere tratar a estos vehículos como al resto de actores de la circulación: estas son las sanciones. Y así queda la situación.

 

Normas estatales

La regulación aprobada por la DGT fija una velocidad límite genérica de 25 km/h para estos aparatos. Su velocidad máxima será de 20 km/h en carril bici y la mitad, 10 km/h, en el caso de una acera-bici, una pista-bici o sendas ciclabes. En caso de no existir, tendrán que hacerlo a un máximo de 25 km/h por calles y carreteras, pero no por travesías o túneles. 

 

Los sitios por los que estos pueden circular son: el carril bici, carril-bici protegido o segregado, ciclo calle, pista bici, calles residenciales ahora a 20 en Salamanca, zonas a 30, senda ciclable y la calzada, excluyendo  autopistas y autovías.

 

Los conductores de los patinetes tienen que cumplir las normas del resto de vehículos, ya que tienen esa consideración, entre las que se incluye no usar auriculares o usar el móvil y someterse a pruebas de alcoholemia, y tendrán que contar con un certificado de circulación de su fabricante. Máximo pueden llevar un ocupante. Para el futuro está prevista una nueva normativa que regule más aspectos como la edad para conducirlos, el uso de casco o chalecos reflectantes...

 

Multas

La DGT ya confirmó en su orden sobre los patinetes que habrá multas por circular por aceras, ir bebido o hablando por el móvil, incluso usando los habituales auriculares 'manos libres'. Es decir, por las mismas infracciones que otros vehículos. Son de entre 100 y mil euros, pero Salamanca desarrollará también las sanciones.

 

Como ejemplos, un conductor de un patinete podría ser sancionado con multas entre 500 y 1.000 euros por conducir bajo los efectos del alcohol200 euros por hacer uso del móvil o de cualquier otro sistema de comunicación y conducir utilizando casos o auriculares; 100 euros por circular por aceras y zonas peatonales; 100 euros por ir más de una persona; 200 si la ordenanza municipal llega a recoger la obligatoriedad del casco y la Policía sorprende a un usuario sin llevarlo; 200 euros por circular sin la iluminacion adecuada.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: