Cyl dots mini

Las matanzas domiciliarias caen en Salamanca y pasan de 2.640 a 2.151

Matanza Institucional en Guijuelo

En Castilla y León han bajado en los últimos diez años un 70 por ciento y se reducen a 9.200 animales sacrificados en la temporada 2019-2020.

El número de cerdos sacrificados en matanzas domiciliarias en Castilla y León, una práctica que se intensifica con el frío, han bajado en los últimos diez años un 70 por ciento y se reducen a 9.200 animales sacrificados en la temporada 2019-2020 frente a los casi 31.000 de hace una década.

 

Además, en la última campaña se mantiene la línea descendente que se mantiene desde la de 2005-2006 (cuando se sacrificaron 45.700 cerdos) a reducirse un 21,6 por ciento respecto al año anterior desde los 11.756 a los 9.211 animales sacrificados en una actividad tradicional en la Comunidad, según los datos de la Consejería de Sanidad recogidos por Europa Press.

 

Se da la circunstancia de que en la temporada 2019-2020 baja el número de cerdos sacrificados en todas las provincias excepto Valladolid, donde sube un 23,68 por ciento al pasar de 418 animales sacrificados el pasado año hasta los 517 de la última.

 

En el resto de las provincias se produce un descenso, el más acusado porcentualmente en Segovia, donde disminuye un 54,2 por ciento, al bajar de 714 a 327 animales sacrificados. En el resto de provincias también desciende, de forma que por detrás de Segovia el mayor descenso se produce en Ávila, con un 29,24 por ciento menos (baja de 1.710 a 1.210), seguida de León, con un 26,86 por ciento menos (3.816 a 2.791); y Palencia, con un -20,49 por ciento (baja de 366 a 291).

 

Ya por debajo del 20 por ciento se encuentran Soria, con un 19,35 por ciento, al bajar de 93 a 75 animales sacrificados; Burgos, con un 18,94 por ciento menos, con un descenso de 549 a 445 animales; Salamanca, con un -18,52 por ciento (pasa de 2.640 a 2.151); y Zamora, con una bajada del 2,97 por ciento, con una bajada de 1.447 a 1.404 animales sacrificados.

 

El periodo habitual de matanzas domiciliarias, una tradición del mundo rural pero ya muy en desuso en el que la Junta lleva a cabo una campaña especial, ha dado comienzo a finales de octubre y se extiende hasta el mes de abril.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: