Las manchas blancas en tus uñas... ¿falta de calcio?

Uñas

Las manchas blancas en las uñas son una alteración conocida como 'leuconiquia', una blancura anormal de las uñas a través de una pequeñas manchas blancas que habitualmente se han achacado a falta de calcio. 

Pero no siempre es así. Pueden deberse a cuando se golpea la mano sin darse cuenta en la punta de los dedos, por ejemplo.

 

En principio, no supone ninguna afectación grave y no hay ningún tratamiento para paliarlas. Simplemente esperar a que las uñas crezcan y, si se ven antiestéticas las manchitas, siempre se pueden pintar las uñas y esperar a que crezcan. No obstante, a veces se asocian con trastornos alimenticios. Por ello, reforzar una alimentación sana puede prevenir su aparición, no teclear el ordenador fuerte, o no morderse las uñas, por ejemplo, pueden contribuir a evitarlas.

 

Esta patología hay que dividirla en dos tipos fundamentales: la leuconiquia verdadera, que tiene lugar cuando se afectan las células que originan la uña, y se caracteriza porque al presionar la uña las bandas blancas permanecen; o la leuconiquia aparente, debida sobre todo a alteraciones en el lecho ungueal (donde se asienta la uña), como por ejemplo onicomicosis o hongos en los pies, o la presencia de edema en el lecho ungueal y que al presionar desaparece la coloración blanquecina.

 

A su vez, hay varios tipos de leuconiquia verdadera (por frecuencia punteada, linear o transversa): la total, abarca toda la uña, y tiene lugar rara vez, fundamentalmente por causas genéticas o síndromes familiares), la subtotal, y la transversa.

 

Cuando la leuconiquia sea aparente, es decir, que el color blanco desaparece con la presión, si el paciente es un enfermo con muchas patologías o enfermedades importantes debería consultar a su médico.

 

Sobre los casos de leuconiquia verdadera linear o transversal habría que evitar traumatismos o manicuras, ya que estos son las principales causas, aunque no exista de momento un tratamiento específico.