Las líneas del bus urbano cambiarán para llevarlo hasta la puerta del nuevo hospital de Salamanca

El consistorio anuncia cambios en líneas, horarios y frecuencias, pero el objetivo de poner una parada en el nuevo hospital tendrá que esperar a que se termine el nuevo vial.

El servicio del bus urbano de Salamanca sufrirá cambios próximamente con un objetivo prioritario: llevar una parada hasta la misma puerta del nuevo Hospital. Eso sí, tendrá que ser cuando se termine el vial de acceso, cuyas obras ni siquiera han empezado y se demorarán al menos hasta diciembre de este año.

 

La mejora de las líneas, paradas y frecuencias es algo que usuarios y los grupos de la oposición llevan pidiendo mucho tiempo y a lo que el equipo de gobierno se ha negado siempre esgrimiendo las buenas cifras del bus urbano.

 

Este 11 de enero, el ayuntamiento ha vuelto a anunciar cifras récord de usuarios, con 13 millones durante 2018, pero esta vez sí, parece que admite la necesidad de revisar líneas, frecuencias, paradas y horarios. Al menos así lo ha anunciado el alcalde, Carlos García Carbayo, en lo que parece una declaración de intenciones a tiempo para las próximas elecciones municipales.

 

Uno de los objetivos prioritarios que ha marcado es llevar el bus urbano hasta la misma puerta del nuevo Hospital; eso tampoco es nuevo, porque siempre ha estado previsto así, pero Carbayo ha decidido reiterarlo.

 

Sin embargo, la medida tendrá que esperar bastante tiempo y es muy probable que el actual alcalde no lo vea en esta legislatura. Como ya publicó TRIBUNA, la fecha previsto de finalización del vial se va hasta diciembre de 2019 y hay prevista una apertura parcial que no será antes de septiembre.

Noticias relacionadas