Las licencias VTC crecen en Salamanca tras el decreto del Gobierno que servirá para limitarlas

Un cohe con licencia VTC -Uber o Cabify- circula por Madrid

El número de licencias pasa en pocas semanas de 22 a 29, mientras las licencias de taxi siguen congeladas. El Ayuntamiento podrá decidir si permite que operen en Salamanca.

El número de licencias para la actividad de los denominados VTC, los vehículos de alquiler con conductor de empresas como Uber o Cabify, se ha incrementado en las últimas semanas al calor del decreto estatal que pretende limitarlas. Según los datos del Ministerio de Fomento, a fecha 10 de octubre son un total de 29 en Salamanca, cuando hace unas semanas eran 22 y, a finales de 2017, se registraban 18. Un crecimiento que se puede acentuar porque el sector calcula que hay miles de licencias pendientes de tramitar, aunque la mayoría será para las grandes ciudades.

 

La convivencia entre el sector del taxi y los servicios VTC ha puesto en pie de guerra a miles de taxistas en toda España, aunque en Castilla y León las protestas han sido menores, también en Salamanca. La provincia y la capital disponen ya de este tipo de servicios, pero su presencia no es tan numerosa como en otros núcleos de población. Y el taxi salmantino está ahora pendiente de la nueva ordenanza municipal que actualice sus sevicios (se baraja adoptar algún tipo de uniformidad) y del 'sueño' de la zona conjunta metropolitana.

 

Las cifras del taxi tradicional son mucho más abultadas: hay un total de 373 en la provincia y 223 en la capital, pero su número está congelado desde hace años. El Ayuntamiento no da más licencias y los más de 200 vehículos están muy por encima de lo que marca la regla, un mínimo de una por cada mil habitantes. En Salamanca la proporción ronda el 1/17 y est´a muy lejos del mínimo de 1/30 que marca la normativa actual.

 

Las medidas para controlar este 'boom' de licencias no se han hecho esperar. Hace unos meses la Junta decidió imponer a los vehículos VTC el uso de un distintivo para comprobar que no utilizaban paradas de taxi; era una medida dentro de un decreto para evitar prácticas de competencia desleal con el sector del taxi. Y ahora el Gobierno ha decretado que los ayuntamientos podrán decidir dentro de cuatro años si autorizan o no la actividad de VTC en los municipios.

 

El sector de vehículos de alquiler con conductor (VTC) logró 942 nuevas autorizaciones durante septiembre, con lo que su número total de licencias ha crecido un 8,4% en tan sólo un mes y ya suma 12.142, según el registro oficial del Ministerio de Fomento. De esta forma, el número de vehículos de empresas como Uber y Cabify multiplica por más de cinco el máximo de 2.189 que debería tener por ley en función de los 65.688 coches que suma el taxi.

 

Así, al cierre del pasado mes de septiembre, existía un coche de VTC por alrededor de cada cinco taxis, frente a la proporción de una por treinta que la Ley de Ordenación de Transporte Terrestre (LOTT) establece para otorgar licencias para estos dos transportes urbanos. El nuevo crecimiento de los VTC tuvo lugar coincidiendo con la aprobación el pasado 28 de septiembre de un Decreto que abre la puerta a que, en un plazo de cuatro años, los ayuntamientos puedan limitar el número de este tipo de vehículos en sus ciudades.

 

Por el momento, los consistorios y los gobiernos regionales pueden entrar ya a regular las condiciones del servicio de este tipo de vehículos, al igual que hacen con el del taxi.

 

El número de licencias de VTC sigue creciendo como consecuencia de las sentencias judiciales derivadas del vacío legal registrado en el sector entre 2009, año en que el anterior Gobierno del PSOE liberalizó el sector y 2015, ejercicio en el que el posterior Ejecutivo del PP efectivamente lo reguló tras anunciarlo en 2013.

 

En este sentido, el sector calcula que se concederán por esta vía judicial un aluvión de entre unas 6.000 y 9.000 licencias VTC en los próximos años, lo que podría llevar a casi equiparar los dos sectores en algunas grandes ciudades.

Comentarios

Unos detalles 16/10/2018 10:33 #5
No soy taxista, ni defiendo muchas de sus cosas, pero hay un detalle: donde pagan sus impuestos los taxistas? Y donde pagan sus impuestos estas grandes multinacionales? Luego no nos extrañemos cuando lleguen los recortes en sanidad, educación o servicios sociales. No se les puede cobrar a estas multinacionales, por que si no se van?? Si ya se llevan el dinero, a paraísos fiscales, que mas da que se vayan?? Si no pagan los mismos impuestos, como no van a poder dar un servicio mas barato, en competencia desleal?? Y ya hemos visto, que cuando hay demanda, el servicio se encarece mucho. Parecen mas baratos, pero con los impuestos que dejan de pagar las grandes multinacionales, que los autónomos si pagan, nos está saliendo muy cara la broma.
CONTIGO SOMOS DEMOCRACIA "CSD" 13/10/2018 15:10 #4
Empezaré por decir, no tengo ni taxi, ni VTC, ni quiero que mi comparación ofenda a nadie, pero cuando dos perros se pelean por un hueso, es que hay MUCHA hambre, si el hueso se lo come uno solo, puede que sienta un poco de alivio, pero para los dos, el hambre sigue. Han sido muchos los trabajadores, que cogieron el dinerito que les correspondía del paro para montar un bar, hoy están sin paro y sin bar y perdieron el dinero que habían acumulado en el paro. Necesitamos creación de empleo y no que se reparta el que hay y eso es una responsabilidad de los POLÍTICOS, que para eso cobran, y no generar enfrentamiento entre pequeños autónomos y trabajadores. Pero los políticos que tenemos en Salamanca, lo único que les preocupa son sus PESEBRES, del que llevan años y años tragando, ellos y sus familiares. Vds. han escuchado reivindicar en el CONGRESO, SENADO, JUNTA DE CASTILLA y LEON, alguna cosa para Salamanca ¿Pero se ha mencionado alguna vez el nombre de Salamanca?, ahora llegaran las elecciones y como tienen la cara más dura que un mulo asomado a una tapia, vienen y nos piden nuestro voto, para seguir tragando del PESEBRE.
Michele 13/10/2018 09:46 #3
Sres. del taxi, somos muchos lo que tenemos que trabajar muchas horas para mantener a nuestras familia, como ejemplo la hostelería y cualquiera puede poner un bar, restaurante o cafetería. Entonce porque yo no puedo poner una taxi, estanco o farmacia.
CONTIGO SOMOS DEMOCRACIA "CSD" 12/10/2018 18:42 #2
No se como terminará esto pero lo que si se es que un taxista para vivir, hace 14.o 15 horas diarias, que ha tenido que pagar un millonada por el taxi y que hoy llegan unos señores y por cuatro chavos ponen unos taxis. ¿Por cuanto tiempo?, estro no lo han inventado ahora, yo conocí en Madrid lo que llamaban GRAN TURISMO, solos desaparecieron, en cuanto no fueron rentables. ¿Harán estos lo mismo? y entonces que taxis tenemos, nosotros apoyamos a las familias que viven del taxi, cosa muy diferente es que se regule y que el taxi sea para el que lo trabaja.
Señor de Salamanca 12/10/2018 09:09 #1
Todo el mundo tiene derecho a comer. Mientras se regule adecuadamente, no me parece mal.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: