Las lágrimas de un hombre al recuperar a su perro atrapado en un pozo durante 48 horas

La Asociación salmantina El Hocico ha llevado a cabo un emotivo rescate en el municipio salmantino de Encina de San Silvestre.

El protagonista de esta hitoria es un perro y se llama Chuy. Como si de una película de terror se tratara, Ignacio, su dueño, y él han pasado los dos "peores" días de su vida. El pasado sábado, mientras daban un paseo por el campo en el municipio salmantino de Encina de San Silvestre (Vitigudino), el animal quedó atrapado en un pequeño pozo y a pesar de la infinidad de técnicas que su acompañante utilizó para poder liberarlo ninguna de ellas obró el milagro. 

 

Horas y horas de llantos, tensión y muchos nervios que cada vez fueron creciendo más, después de que Ignacio llamara a los Bomberos de Ledesma. "No me hicieron ningún caso", asegura. "Es muy doloroso ver cómo hay a gente a la que no le importa nada la vida de un animal", añade.

 

Tras pasar casi dos días junto a su perro atrapado, este hombre alertó a la Asociación Salmantina El Hocico que sin dudarlo un segundo se dirigió hasta el lugar dónde se encontraban para poder sacar al animal de entre las rocas. "Ha sido muy triste ver como estaba Ignacio, era un mar de lágrimas, intentamos tranquilizarlo y le dijimos que ya estábamos allí para ayudar a Chuy", ahonda Elena Álvarez, vicepresidenta de la asociación.

 

 

Tras varias horas de una dura labor, los 'hociqueros', como así se denominan ellos mismos, consiguieron liberar al animal. "Es inimaginable la situación que vivimos... La alegría que te da ayudar a una persona y su animal, el reecuentro entre los dos, las lágrimas de alegría.... Eso da vida". Ignacio repite el nombre de su perro sin parar y le da un enorme abrazo, mientras Chuy le lame la cara llena de lágrimas.

Ignacio y Chuy tras su reencuentro