"Las jugadoras miran su estadística y acaban 'tocadas'; hay que levantarlas"

Laura Gil, en el partido de Euroliga (Foto: De la Peña)

El técnico de Avenida, Miguel Ángel Ortega, reconoce que "a medida que ellas se han ido cerrando, hemos ido perdiendo confianza".

Miguel Ángel Ortega, entrenador de Avenida, lamentaba la derrota ante el Nadezhda ruso y explicaba: "A medida que ellas se han ido cerrando, nos hemos chocado. Hemos buscado balones interiores cuando no podíamos y luego vas perdiendo la confianza en el tiro. De hecho Jelena ha hecho 1/14, que no lo habrá hecho en su vida", reconocía.

 

"Al final así el partido se duerme, se para y se acabó. Nos ha faltado alegría. Hemos especulado y no nos ha salido", añadió el técnico de las charras.

 

"Opciones seguimos teniendo, pero las jugadoras después de un partido como éste quedan tocadas, miran su estadística, y hay que levantarlas", asegura.

 

"En la segunda vuelta hay que ser ambicioso, aunque después de perder hoy parece que las cosas se ponen más complicadas".

 

Por su parte, el entrenador de las rusas, Roberto Íñiguez, reconoció estar "contento porque somos un equipo con muchas rookies en Euroliga. En este partido queríamos ser muy valientes y atacar la presión de los equipos de Miguel Ángel. Prefería perder el partido pero ser valientes", dijo.

 

"Hemos defensido a Milovanovic con una tres en lugar de con una cuatro y les hemos desconcertado", puntualizó Íñiguez.

 

Por su parte, Cristina Ouviña se mostró "orgullosa de mi equipo porque después de este parón hemos demostrado que seguimos estando muy fuertes. Salamanca pone un nivel defensivo muy alto y hemos trabajado muy concentradas para esa defensa y al final hemos podido resolver bien el partido", añadió.

 

Laura Gil aseguró, por otro lado, que "la pelota no ha querido entrar. No hemos defendido al nivel que solemos estar. Ellas se han cerrado y nos ha costado leerlo", a modo de resumen.


 

Noticias relacionadas