Las grandes empresas de Salamanca le deben 90 millones de euros a Hacienda

Un total de 24 grandes empresas salmantinas, radicadas en la provincia o fuera, deben casi 90 millones de euros a Hacienda. Solo una pequeña parte se recupera y un tercio es imposible de cobrar.

Un total de 24 sociedades radicadas en Salamanca están en la 'lista negra' de Hacienda, la relación de empresas y personas físicas que deben más de un millón de euros al fisco. Son un pequeño ramillete de los 4.000 grandes deudores que deben a la Agencia Tributaria 14.000 millones de euros. Este poco recomendable club está integrado en buena parte por constructoras y promotoras que no lograron superar la crisis del 'ladrillo', pero también por la sociedad que gestionaba la histórica UD Salamanca, el que fue un gran grupo empresarial y por dos empresas de automoción. Entre todas han dejado una millonaria cuenta pendiente que, en muchos casos, no solo parece difícil de cobrar, sino que ha crecido.

 

La cuenta total es la siguiente. Las 24 empresas salmantinas (no hay particulares) que están en la lista suman más de 69 millones de euros de deuda. A ellas hay que sumar tres del grupo MRS que aportan otros 20 millones de deuda. En total, casi 90 millones de euros entre todas las empresas que están o han estado. De todas ellas, solo en un caso ha pagado una cantidad significativa. Del total, 27 millones de euros corresponden a empresas extinguidas o en liquidación que va a ser difícil que paguen: son deudas irrecuperables. Y muchas están pendientes de concursos.

 

De la lista han desparecido varias empresas que debían, en conjunto, 9 millones de euros: estos son los únicos que se han podido recuperar. Y solo una ha pagado una parte importante de su deuda, unos dos millones de euros.

 

Al frente un año más, intocable desde que Hacienda decidió publicar hace cinco años la primera lista de morosos, la UD Salamanca. La sociedad anónima deportiva está en liquidación y tiene un saldo pendientes de 13.626.752,26 euros, una deuda que ha ido creciendo en los últimos años: debe casi medio millón de euros más que cuando apareció la primera lista. La sociedad anónima deportiva encabeza la 'lista negra' de Hacienda desde la primera edición de este listado, publicado en 2015. Va a ser muy difícil que el fisco recupere esta deuda.

 

Por detrás se mantiene Verona Norte, que fue el gigante inmobiliario de Juan José Pascual, presidente durante una etapa de la UD Salamanca. La sociedad, también en liquidación, debe 8.440.701,07 euros, prácticamente lo mismo que cuando apareció por primera vez en la lista, en 2015.

 

De la lista se ha caído uno de los clásicos, Altamira. La constructora es una de las empresas de Salamanca que más deuda tenía con Hacienda en las últimas listas. Arrancó con 6,52 millones de euros, pero no aparece en la lista. Está extinguida desde finales de 2017, principal motivo por el que podría haber desaparecido de una lista en la que ya no estaba el año pasado.

 

Tras la desaparición de Altamira, el tercer escalón le corresponde a otra empresa del sector del 'ladrillo', Inmobiliaria Josima, que debe a Hacienda 4.521.061,19 euros. Lleva en la lista desde su primera edición y es una del millar de empresas que, el pasado mayo, Hacienda cerró de una tacada por falta de actividad: el cierre de la hoja registral confirma que no volverá a funcionar.

 

Entre los mayores deudores sigue Almacenes Jesús Rodríguez López, empresa en liquidación desde 2013 y que debe 4.130.349,40 euros, prácticamente lo mismo que hace un año, cuando acumulaba 4.130.181 euros. Es lo mismo que debe desde 2015.

 

Por detrás se colocan ahora dos empresas más del sector de la construcción. Macías&Otero debe 3.597.915,71 euros y es de las pocas que ha rebajado su deuda: empezó en 2015 con 3,82 millones. Le sigue Construcciones Medina Durán, que ha estado en la lista desde el primer día y que mantiene una deuda similar: a día de hoy, 3.556.911,30 euros. Rozando los tres millones de euros se encuentra Grúas Industriales Salamanca, en la lista desde 2015, que mantiene una deuda de 2.998.561,32 euros, casi como el primer día.

 

Prosa Promotora de Salamanca debe al fisco 2.154.817,22 euros, prácticamente la deuda con la que apareció en la primera lista. Está justo por encima en cantidad de Jardín del Tormes, empresa vinculada a los hermanos Curto, que debe a Hacienda 2.115.785,36 euros y que es la única que ha ido pagando una parte significativa de su deuda: tenía más de 4,2 millones hace solo dos años.

 

Entre las que desaparecen, además de Altamira, están Aridos 93, que en la primera lista debía 1,18 millones y que está extinguida desde marzo de 2016; estaba, además, al borde del límite de un millón de euros de deuda que es cuando Hacienda te mete en la lista. Lo mismo ocurre con Expomueble, que figura desde la primera lista, con 1,25 millones de euros de deuda, pero que no aparece: está en concurso y puede que haya bajado del tope del millón de deuda.

 

MyComp SMI, una empresa que declara como actividad la limpieza, radicada en la calle San Justo, tenía 1,58 millones de euros, pero según el BORME está considerada crédito incobrable desde 2006.

 

Además, hay que tener en cuenta el caso de tres empresas del conglomerado de Mariano Rodríguez Sánchez. El propio grupo, en situación concursal y con 2.474.090,25 euros de deuda; Edimaro, con 15.687.574,15 euros de deuda y en concurso también; y Jamón Salamanca, que debe 2.111.628,97 euros, no están radicadas en Salamanca pero el origen de su actividad se generó en la provincia. Entre las tres sociedades añaden otros 20 millones de deuda al total de las empresas salmantinas.

Noticias relacionadas