Las filtraciones amenazan el puente del Soto en Salamanca un año después de su rehabilitación
Cyl dots mini

Las filtraciones amenazan el puente del Soto en Salamanca un año después de su rehabilitación

Estado del puente del Soto en Salamanca: se aprecian humedades y filtraciones.

Este paso fue rehabilitado en enero de 2020 tras haber sido dañado el arco por el paso de un camión, pero ahora sufre de grandes filtraciones que caen a la calzada. El PSOE pide actuar de inmediato y el ayuntamiento asegura que se está analizando, pero que no hay peligro estructural.

El puente del Soto, uno de los escasos accesos al centro histórico de Salamanca, sufre de importantes filtraciones que amenazan su conservación y que pueden ser un problema incluso para el tráfico, ya que todavía pasan los buses de varias líneas. Objeto de rehabilitación hace poco más de un año, ahora el problema es una potencial amenaza para su conservación.

 

Así lo ha denunciado el grupo socialista en el Ayuntamiento de Salamanca en una nota de prensa acompañada de dos fotografías en las que se pueden apreciar las humedades en el arco del puente del Soto y sus cercanías y el agua que cae directa a la calzada tas filtrarse por la construcción. El puente resultó dañado como consecuencia de un vehículo pesado que quedó encajado bajo el arco de piedra y estuvo en obras hace algo más de un año, en enero de 2020.

 

Según los socialistas, el puente del Soto presenta un estado lamentable, con importantes humedades debido probablemente a una fuga de agua que existe en su interior y que llega a provocar goteras que caen directamente sobre el paso inferior, tanto en la acera por la que circulan los peatones como en la calzada que soporta el tráfico rodado.

 

Aseguran que esta situación no se trata de un hecho puntual, sino que se repite cada vez que se producen precipitaciones, y debe ser objeto de una intervención inmediata con el fin de identificar el origen del problema, evaluar el daño causado en la piedra y sus efectos sobre la infraestructura, proceder a su rehabilitación antes de que sea demasiado tarde.

 

Por su parte, el grupo municipal del PP ha indicado que los técnicos municipales se encuentran ahora mismo evaluando esta infraestructura, para detectar el origen de estas filtraciones, que están relacionadas con la atípica cantidad de lluvias caída en las últimas semanas. En cualquier caso, ha aclarado que no se trata de problemas estructurales, con lo que ha exigido al Grupo Socialista que abandone el alarmismo y la negligencia política, al tiempo que ha reclamado más seriedad, al considerar que si el interés del PSOE sobre el estado de este puente es algo más que un berrinche de cara a la galería, existen cauces donde interesarse sobre su estado.

 

En este sentido, el Grupo Municipal Socialista exige al PP y a Ciudadanos que no miren para otro lado, ya que mientras se mantienen impasibles, en el entorno urbano urgen infinidad de actuaciones tanto para preservar el patrimonio como para asegurar el buen mantenimiento de calles y plazas que no se están llevando a cabo ni con la celeridad que precisan ni con la planificación estratégica que requiere una gestión municipal eficiente.

 

Prueba de ello también es el estado de dejadez que se refleja en las calles Juan de la Fuente y Rosario, próximas al puente del Soto. En el primer caso, los adoquines presentan irregularidades en la parte central de la calzada y desde hace tiempo existen baches en el pavimento que dificultan la circulación. En la calle Rosario, la calzada estaba totalmente cuarteada en varios puntos de su recorrido, concretamente en dos pasos de cebra, tal y como alertaron tanto los vecinos de la zona como el Grupo Municipal Socialista, y ha sido parcheada recientemente ante las quejas y los avisos crecientes, puesto que las baldosas y adoquines sueltos suponían un peligro real para los viandantes.

 

En este segundo caso, el paso constante del autobús urbano por la calle Rosario debido al corte al tráfico de la calle Correhuela durante meses es una de las posibles causas de su deterioro, según el PSOE, que también recuerda que en varias ocasiones, tanto en comisiones informativas como en plenos municipales, ha pedido la reapertura de Correhuela para la circulación de autobuses urbanos con el fin de facilitar la movilidad y el acceso al Mercado Central y a la Plaza Mayor desde los barrios de la ciudad, una propuesta rechazada en bloque por el PP y Ciudadanos.

 

Por todo lo anterior, el Grupo Municipal Socialista pide una actuación integral para proteger el puente del Soto y evitar daños irreversibles en este elemento patrimonial, así como para garantizar el buen estado de todas las calles de su entorno con el fin de revisar cada tramo, corregir desperfectos y, sobre todo, asegurar su mantenimiento en lugar de actuar cuando los problemas ya son una realidad, con parches y sin previsión alguna, como es habitual en el equipo de Gobierno municipal del PP y de Ciudadanos.