Las exteriores de Avenida, cautas ante los cambios en la línea de tres

EXIGENCIA FÍSICA. Coinciden en que físicamente necesitarán tiempo y fuerza para mantener sus porcentajes.
Isabel de la Calle

El cambio del reglamento de baloncesto de cara a la próxima temporada quedó aprobado el pasado sábado. Ahora es el turno de las jugadoras y jugadores, que son los que tendrán que acostumbrarse a las nuevas medidas buscando nuevas referencias.

Las jugadoras exteriores de Perfumerías Avenida, que disfrutan ahora de sus merecidas vacaciones, son cautas respecto a las nuevas ordenanzas, sobre todo a la que retrasa la línea de tres puntos hasta los 6,75 metros.

La base y capitana de Avenida, Silvia Domínguez, aseguraba ayer a TRIBUNA de Salamanca:“Se van a crear más espacios, pero quizá haya menos especialistas porque el tiro va a ser más difícil. Lo que está claro es que nos va a exigir más físicamente, el tiro también es una cuestión de fuerza”, reconoce. Domínguez, que hoy mismo comienza a ejercitarse en la pista, añade:“La diferencia será sobre todo para los tiros en movimiento, porque en estático todo es cuestión de ensayar”.

Por su parte, la alero Alba Torrens también se muestra cautelosa antes de empezar la competición, aunque como siempre, es optimista.
“Al principio seguro que nos costará. Nos va a tocar cambiar las referencias de toda la vida y, por fuerza, creo que lo que más vamos a notar será el tiro al salir de los bloqueos en movimiento. Sin embargo, tendremos más espacios para jugar y penetrar, así que nos vendrá bien”, reconoce la alero balear. Torrens reconoce que aún no ha comenzado a tirar desde esta nueva distancia, pero sí está montando en bicicleta y realizando ejercicios cardiovasculares como la cinta elíptica.

Por último, Isabel Sánchez –que ayer fue reconocida con la Medalla de Bronce al Mérito Deportivo– es la más positiva respecto al cambio:“A mí es una medida que me gusta”, reconoce. “Creo que será bueno para el juego porque abrirá más espacios, los unos contra unos serán más verticales y las ayudas, más largas. La que es especialista, seguirá siéndolo aunque necesite un tiempo de adaptación. ¡Al fin y al cabo es sólo dar un pasito atrás!”, añade entre risas la sevillana. “Los porcentajes van a bajar al principio, pero con las horas de entreno, volverán a subir”, palabra de Sánchez.