Las excavadoras entrarán en el Retail Park a principios de verano

Licencia. La Junta tendrá que pronunciarse antes del próximo 26 de junio. Primeros pasos. El objetivo es trabajar de forma paralela en la urbanización y la construcción de los edificios durante doce meses
E.BERMEJO

E l próximo 26 de junio hará seis meses desde que los promotores que aspiran a construir el gran parque comercial de Villares de la Reina solicitaran a la Junta la licencia de construcción. Ese día se cumple el plazo máximo para su concesión, tal y como establece la nueva normativa de la Administración Regional.

En la actualidad, los empresarios se hallan pendientes de la resolución de la Dirección General de Comercio y, por lo que se refiere a trámites urbanísticos, están a punto de presentar la licencia de urbanización ante el Ayuntamiento de Villares de la Reina. En cuanto esté lista, empezarán a contactar con empresas salmantinas para comenzar, en cuanto llegue la autorización, las obras de urbanización y, de forma paralela, la construcción de los edificios. La idea es compaginar ambas cosas.

Tal y como asegura el representante de la empresa en Salamanca, José M. Tardáguila, “vamos a tratar de que todo se haga in situ, para que tanto la urbanización como los edificios no se demoren más allá de doce meses. Nuestra intención, si todo marcha según lo previsto, es comenzar las obras a principios de verano para entregarlas lo antes posible a las empresas operadoras que se van a instalar en el parque”.

En cuanto a las características de esas firmas, el representante de la promotora asegura que todavía no está cerrada la lista aunque se ubicarán, entre otras, tiendas de bricolaje, deportes, informática, electrodomésticos, una marca puntera de ropa y dos de muebles. “Es decir, es una mediana superficie similar en principio a la de Capuchinos, pero con una superficie cuatro veces superior”, añade Tardáguila.

El parque comercial está preparado para albergar hasta 17 locales, “aunque podrían ser sólo 15, dependiendo de los metros que han adquirido algunas empresas. Son locales sensiblemente más grandes que los de Capuchinos; algunos superan, incluso, los 7.000 metros cuadrados”, concluye.

La inversión en esta iniciativa empresarial supera los 100 millones de euros y la previsión es crear 2.000 puestos de trabajo directos y 1.500 indirectos.