Las esperas de seis meses para operarse en el Hospital de Salamanca se multiplican por 20 en quince años

Obras del nuevo hospital de Salamanca (Foto: Pablo de la Peña)

El número de pacientes que espera seis meses o más por una operación en el complejo asistencial salmantino pasa de 90 en 2002 a 1.816 al terminar 2016. La lista de espera total está en las mismas cifras de hace quince años, pero la demora media ha subido entre uno y dos meses.

Las listas de espera en el Hospital de Salamanca están peor ahora que hace quince años. Así lo demuestran las cifras que dibujan uno de los mayores problemas de la sanidad pública regional, el de la demora en las operaciones. El número de cirugías pendientes, el retraso medio y el número de los pacientes que esperan más allá de los seis meses dibuja un panorama complicado que no termina de mejorar y que, además, tiene episodios periódicos de repunte.

 

Los datos cantan. Tanto en número de operaciones en lista de espera, como en demora media y en número de ciudadanos que esperan más de 6 meses por una operación, las cifras actuales del complejo hospitalario de Salamanca son peores que las de hace quince años. En el año 2003 el Defensor del Pueblo hizo un estudio completo de las demoras quirúrgicas en España, y según los datos del Sistema Nacional de Salud, entonces el Hospital de Salamanca se regía por los siguientes parámetros, a fecha de abril de 2002. Pacientes en lista de espera: 5.461. Espera media para ser operado: cien días. Pacientes que esperan más de seis meses para ser operados: 90.

 

Las cifras contrastan con las actuales. Según los datos que ofrece periódicamente Sacyl, esta es la situación acutal a diciembre de 2016. Pacientes en lista de espera: 5.412. Espera media para ser operado: 162 días. Pacientes que esperan más de seis meses para ser operados: 1.816.

 

Esto supone que el número de pacientes en lista de espera se ha convertido en un problema endémico, ya que permanece en los mismos niveles; sí hay que decir que ha estado mucho peor: durante el año pasado superó los 7.000 pacientes pendientes de una llamada para ser operados. Además, el problema de la demora se ha acentuado de manera exponencial. Los 162 días de espera son casi el doble de lo que se demoraba de media una intervención quirúrgica hace quince años. Y es espectacular el incremento del número de pacientes que esperan más allá de los seis meses. Según Sacyl, la cifra supera los 8.000 y lleva así casi todo el año pasado. En 2002, sólo 90 pacientes esperaban seis meses o más: la cifra se ha multiplicado por veinte

 

Las cifras han llegado a ser peores en los últimos años, especialmente a medidados del año pasado, pero es que no terminan de mejorar a pesar del plan de choque iniciado por la sanidad regional. En el conjunto de Castilla y León, a día de hoy también hay más pacientes esperando una operación que hace quince años (ahora superan los 28.000), la demora es mayor (de 95 a 107 días de media) y el número de los ciudadanos que esperan más de seis meses para ser operados roza los 5.000 por los cero que decía tener en el año 2002.