Las escuelas deportivas, con un deporte más pero ajuste de personal para atenderlas

El Ayuntamiento elimina la exigencia de un coordinador por deporte para el nuevo contrato. En 2013 la plantilla a subrogar era de 59 personas: cuatro años después, el nuevo pliego recoge sólo 30 trabajadores con menos de un año de antigüedad tras ajustarse a la demanda.

El Ayuntamiento de Salamanca ha dado a conocer el pliego de condiciones para renovar el contrato de las escuelas de promoción deportiva, la fórmula adoptada hace unos años para ofrecer deporte a los escolares en los colegios de titularidad municipal. El programa tiene un coste anual de 200.000 euros que se mantiene desde que se licitó por última vez en 2013, pero el pliego viene con algunos cambios. Aquel año el consistorio tuvo que resolver la situación creada por la desaparición de la empresa que lo gestionaba y licitar el contrato que se llevó Azvase entre seis empresas que concurrieron.

 

En primer lugar, se ha añadido un deporte a las exigencias, el bádminton, aunque en realidad la actual empresa concesionaria ya lo había implantado en su oferta, al menos, en la del año pasado; se pasa de siete a ocho deportes diferentes entre colectivos e individuales y con diferentes niveles, como ocurría con el tenis. Como hace cuatro años, se mantiene la exigencia de formar núcleos, ya sean solicitados por los centros escolares (hasta doce por centro) o en instalaciones deportivas municipales para deportes con menos demanda.

 

Lo que ocurre es que estos núcleos están atendidos por un monitor cada uno. En el anterior contrato se exigía también la figura de un coordinador general, que se mantiene, y un coordinador por deporte, que desaparece; en la relación de trabajadores que hay que subrogar del actual contrato tampoco está. En esa lista de trabajadores a subrogar, es decir, que la nueva concesionaria tendrá que contratar, llama la atención que hay 29 monitores y un coordinador. Todos tienen una antigüedad contractual de octubre de 2016, menos de un año. El número es muy inferior al que heredó del anterior contrato. En el pliego de condiciones de 2013 la plantilla a subrogar era de 58 monitores y un coordinador, pero esta cantidad se ha ido ajustando con los años.

 

Además, el precio de partida se eleva en el pliego, aunque es probable que no sufra cambio. En 2013 se licitó por 169 euros por núcleo, pero al final la concesionaria ofreció baja y lo dejó en 117 euros/núcleo. Para la nueva licitación se eleva el tope a cerca de 150 euros, habrá que ver en cuánto se adjudica.