Las dudas atrás condenan al CD Guijuelo en su presentación en el Municipal
Cyl dots mini

Las dudas atrás condenan al CD Guijuelo en su presentación en el Municipal

Juanjo trata de marcharse de la presión de dos rivales (Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

El Club Deportivo Guijuelo cae en su presentación, 1-3, ante Las Rozas que aprovechó las dudas atrás y supo manejar su ventaja con oficio. 

El Club Deportivo Guijuelo 2019-2020 se estrenaba en el Municipal de Guijuelo ante su afición y frente a un rival interesante para la prueba de pretemporada en la que Ángel Sánchez volvía a evaluar la evolución de su equipo. Es evidente que aun se está en fase de construcción, y más cuando hay futbolistas que se antojan fundamentales que bien están lesioandos o bien lo han estado, pero hay que ir puliendo ya detalles y definiendo el once porque comienza la cuenta atrás hacia el inicio de Liga y si hay algo que tiene claro el equipo verdiblanco es que es importante comenzar desde el principio cogiendo confianza.

 

Si de algo debe servir el partido ante Las Rozas es para pulir los defectos que el conjunto evidenció sobre todo en el primer tiempo en el que cometió algunos desajustes defensivos en el balance que le costaron dos goles y algún error en la salida de balón que no se convirtió en gol gracias a un par de acciones de relevancia de Guille Vallejo.

 

En ataque comenzó con la casi única referencia de Dieste arriba y apenas tuvo ocasión de encarar obligado a jugar demasiado de espaldas porque faltaron incorporaciones por banda, donde lo intentaron más Razvan y Carmona por su lado pero sin fortuna. 

 

El equipo de Ángel Sánchez salió mandando, manejando el balón con la dificultad de no encontrar profundidad mientras su rival mantenía una línea de presión alta con tres hombres arriba y se protegía atrás esperando salir con velocidad. En su planteamiento tuvo más fortuna el equipo madrileño que a los nueve minutos se adelantaba con mediación de Rubén Blanco que cabeceaba demasiado liberado un buen dcentro. 

 

El tanto no le sentó bien al Guijuelo que no encontraba soluciones y al que Ángel Sánchez corregía posiciones pidiendo a sus jugadores más velocidad y no parar el juego. Tenían más el balón pero el juego era demasiado horizontal o se perdía en el empeño por controlar y no pasarla rápido. En una recuperación de Las Rozas en la medular, el balance se hizo mal y Albur quedó solo a la derecha para tener tiempo de controlar y centrar. De primeras evitó Vallejo el gol en la sucesión de rechaces Raúl marcó con sutileza el 0-2. El portero sacó un mano a mano después de reponerse en segunda instancia. 

 

El partido pudo cambiar de rumbo si justo antes del descanso Carmona hubiera acertado en el centro chut al que tampoco llegó Dieste y que fue la oportunidad más clara de los de Sánchez en el primer tiempo. El técnico tenía pensado mover pieza y lo hizo tras la reanudación en la que retocó la parte de arriba dando entrada a Pablo Espina y Agudo. 

 

Un poco más de dinamismo arriba aunque la ocasión que generara alguna duda en la zaga de Las Rozas que sacaba su faceta de equipo curtido cortando el juego una y otra vez con acciones cada vez más intensas que no permitían dar continuidad a los ataques. En una de esas jugadas, con una falta pitada en la zona de tres cuartos muy protestada por los locales y que casi acaba en tangana, Las Rozas aprovechó que los de Guijuelo aun estaban con esa acción metida en la cabeza y aprovechando el tremendo despiste en las marcas hacían el 0-3 por mediación de Nogueira. 

 

Un revés serio ante el que intentaban reponerse los de verde y blanco buscanso el área rival aun a riesgo de dejar espacios atrás y rápidamente recortaron distancia después de transformar Jonathan un penalti cometido sobre Agudo, el jugador que dentro del color gris general encaró con más acierto. Poca oportunidad más hubo para que la situación mejorara y menos tras la expulsión de Jordi Ferrer que cayó en esa 'trampa' del roce constante que durante todo el partido tejió Las Rozas.