Las dos vías verdes de Salamanca: la pandemia descubre su encanto a miles de personas
Cyl dots mini

Las dos vías verdes de Salamanca: la pandemia descubre su encanto a miles de personas

Tramo de la vía verde que une Casas del Monte en Cáceres con Béjar.

La afluencia de usuarios aumenta con el Covid: se trata de espacios naturales donde es fácil cumplir con las medidas y disfrutar del medio ambiente. Su actividad ha aumentado un 70%.

La pandemia ha descubierto a muchos el encanto de las Vías Verdes, los itinerarios senderistas creados sobre antiguos trazados del tren, y de los que Salamanca cuenta con dos tramos espectaculares. En los últimos meses, ha visto cómo su actividad ha aumentado hasta un 71,4 por ciento por la pandemia de la COVID-19, según una encuesta realizada por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles.

 

El Programa Vías Verdes, creado en 1993 por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles (FFE), cuenta en la actualidad con más de 3.000 kilómetros de antiguos trazados ferroviarios acondicionados en 129 Vías Verdes, y se han convertido en un descubrimiento para miles de usuarios. Se trata de itinerarios naturales que permiten cumplir con la distancia social e incluso no llevar mascarilla según la comunidad. En el caso de Salamanca, son dos los tramos disponibles: uno de los 20,2 kilómetros desde Alba de Tormes hasta Carbajosa de la Sagrada; y de los 42 kilómetros desde Casas del Monte (Cáceres) hasta Béjar (Salamanca) que une ambas provincias.

 

Entre el 23 de septiembre de 2020 y el 16 de octubre, la FFE ha recopilado respuestas de gestores de Vías Verdes y empresas que vinculan su actividad económica al proyecto  de usuarios para saber si tenían demanda. La conclusión es que la actual pandemia ha influido positivamente en las visitas a estos destinos, según ha declarado el 76% de los gestores y empresas, de las cuales el 35% han reconocido haber aumentado sus reservas o contratación de servicios respecto al verano anterior. Para el 69% de las empresas, la contratación ha aumentado o se ha mantenido.

 

Cómo son las vías verdes

Estos caminos accesibles y seguros para todos los públicos han visto como cada vez son más las personas que transitan por ellos, desde niños hasta ciclistas pasando por personas con discapacidad y mayores, que buscan disfrutar de la naturaleza al aire libre de una manera segura, accesible y alejados de espacios masificados.

 

Una de las principales atracciones que tiene el proyecto, tal y como explica a Europa Press la jefa de área de Vías Verdes, Arantxa Hernández, es que el 95 por ciento de estas vías tienen a menos de 5 kilómetros de radio algún espacio natural protegido, por lo que se han convertido en un buen plan para disfrutar de la biodiversidad de España. "Estas sendas te ayudan a estar cerca del mundo rural y además posibilitan que muchos territorios puedan desarrollarse turísticamente. Son vías que promueven el desarrollo rural sostenible de comarcas y pueblos", subraya.

 

El objetivo del programa, según Hernández, es que en un tiempo no muy lejano se puedan conectar entre sí estas vías para consolidar una red conectada y que esto dé pie a formar un mapa de vías ciclistas en España. Hasta ahora, el mapa conecta prácticamente las provincias de las mismas comunidades autónomas. Por el momento, y a la espera de que se logre dicho objetivo, lo que esta iniciativa está consiguiendo es dar una oportunidad a muchas comunidades autónomas y pueblos a luchar contra la despoblación, según la institución.

 

En este sentido, detalla que se han recuperado 120 estaciones de trenes obsoletas que se han convertido en alojamientos, restaurantes, museos ferroviarios o puntos de alquiler de bicicletas, lo que ha significado para la jefa de área lograr una mayor riqueza de un proyecto que ha logrado aportar empleo y cultura al país. "Hay pequeños empresarios que han ido creciendo gracias a estas vías, que están generando un sector servicios muy importante para las personas que acuden por ellas", afirma Hernández.

 

Otro de los logros del proyecto que ha destacado es que han conseguido tener presencia en todas las comunidades autónomas, salvo en las Islas Canarias al no tener vías en desuso. En algunos de estos caminos, que tienen diferentes longitudes que van desde un kilómetro hasta los 128, se están superando los 300.000 visitantes anuales, como la Vía Verde de la Sierra(Cádiz), la Vía Verde del Aceite (Córdoba-Jaén) o la Vía Verde del Ferrocarril Vasco-Navarro. Todas las vías disponibles se pueden consultar y visualizar en la página web 'www.viasverdes.com'.

 

¿Cómo nació este proyecto?

Desde 1993, más de 7.600 kilómetros de líneas que ya no tenían servicio de trenes o que nunca llegaron a tenerlo por quedar inconclusas las obras de construcción, fueron rescatados por el entonces Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente para reconvertirlas en itinerarios cicloturistas y senderistas en el marco del Programa Vías Verdes y así dotar a estas vías de un valor histórico y cultural que ofrece un espacio para desarrollar iniciativas de reutilización con fines ecoturísticos y de movilidad sostenible.

 

En la actualidad, el mantenimiento de estas vías recae sobre las entidades promotoras, que suelen ser los ayuntamientos, diputaciones o asociaciones de vecinos, entre otros. Este proyecto se enmarca en el Programa de Caminos Naturales del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y también cuenta con la participación de la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), al poner en disposición los terrenos y otros activos ferroviarios como estaciones y edificaciones.

 

La última vía que está a punto de incorporarse al proyecto es la Vía Verde de Barbastro a Monzón (Huesca). La Diputación Provincial de Huesca ha seleccionado a la FFE para ello y el proyecto contempla el acondicionamiento del trazado del antiguo ramal ferroviario en desuso Barbastro-Selgua, que comprende los puntos de Barbastro hasta la estación de Selgua (Monzón).

 

Esta nueva vía se suman a las otras 126 que forman rutas de las provincias de Álava (1), Albacete (1), Alicante (6), Almería (3), Asturias (9), Badajoz (2), Barcelona (3), Burgos (5), Cáceres (3), Cádiz (4), Cantabria (5), Castellón (2), Ciudad Real (2), Córdoba (7), Gerona (4), Granada (2), Guadalajara (1), Guipúzcoa (8), Huelva (2), Jaén (5), La Rioja (4), León (2), Lugo (1), Madrid (3), Mallorca (1), Murcia (6), Navarra (5), Palencia (1), Salamanca (2), Segovia (1), Sevilla (6), Soria (2), Tarragona (2), Teruel (2), Toledo (2), Valencia (5), Valladolid (3), Vizcaya (6) y Zaragoza (3).

Comentarios

Recuperemos el ferrocarril 03/11/2020 20:53 #4
¿Pretenden luchar contra la despoblación cerrando infraestructuras? Porque no nos engañemos, las vías verdes son la culminación de una política de desmantelamiento ferroviario. En otros países mientras tanto no tienen problemas en recuperar líneas de tren si son necesarias, y la Ruta de la Plata, lo es.
Expatriado 02/11/2020 21:35 #3
Lo que deberia de haber es menos vias verdes y más vias de tren en la ruta de la Plata. que seamos el eje atlántico de España y practicamente los peor comunicados. ¿Cuantos estudiantes extremeños se tienen que comer interminables horas de bus para volver a sus casas desde hace décadas?
carmelo rufian gosales 02/11/2020 19:22 #1
La Ruta de La Plata (ferrocarril fuera de uso) debería ser una Vía Verde desde hace más de 20 años, pero "la visión de futuro" de nuestros políticos, asesorados por sus funcionarios, tiene sus efectos con estas consecuencias. Esperemos que los tragsamafia toman cartas en el asunto en breve (que ya lo han iniciado). Y las empresas "normales y los profesionales" ya pagarán sus correspondientes impuestos.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: