Las diferencias en educación sacan a relucir la falta de una decisión común de cara a la EBAU: "No sabemos nada"

Manuel San Román

Manuel San Román, alumno de Segundo de Bachillerato, analiza el difícil momento por el que sus compañeros y él mismo están pasando, ante una incertidumbre constante de cara al examen que decidirá su futuro, por lo menos a corto plazo.

Las difíciles circunstancias han obligado a profesores y alumnos a adaptarse, pero como en todos los ámbitos la incertidumbre pesa demasiado en ciertos momentos. Ante una insegura EBAU, de la que se desconoce el contenido, la forma y la fecha, los alumnos de 2º de Bachillerato tratan de estudiar como pueden y con lo que tienen, ante la presencia de profesores de "todo tipo", capaces de adaptarse y no. Aunque recordemos, ellos siguen jugándose su futuro.

 

Con una educación diferente en las distintas Comunidades Autónomas, sale a relucir la falta de una decisión común por parte del Ministerio de Educación de cara a la EBAU del año 2020, caracterizada por las difíciles condiciones en las que alumnos y alumnas de último año de Instituto tienen que prepararse.

 

Manuel San Román, alumno de Segundo de Bachillerato en el IES Martínez Uribarri habla sobre su situación actual y la respuesta que están ofreciendo tanto alumnos como profesores. "A nosotros esta situación nos afecta muchísimo", asegura, "porque tenemos que seguir un temario que seguramente pueda ser modificado, pero todavía no sabemos nada, por lo que nuestros profesores siguen corriendo para intentar dar todo el temario para la EBAU. Lógicamente, nuestras notas se verán influenciadas, no daremos lo que tendríamos que dar y además llevamos una incertidumbre que no ayuda a concentrarse en el estudio".

 

¿Cuesta más cargar con el peso de la incertidumbre o el de estudiar todos los días para la EBAU? "Es peor la incertidumbre, al no saber qué tienes que estudiar, ni para cuando, no tienes la motivación necesaria para llevarlo a cabo o las mismas ganas que si tuvieras una fecha fija o supieras cómo se te va a evaluar el tercer trimestre. La incertidumbre a mí personalmente no hace que me ponga a estudiar de forma tan regular", reconoce.

 

¿Cómo sería, bajo tu punto de vista, una EBAU justa? "La opción que ha puesto sobre la mesa mucha gente de suprimir la EBAU me parece muy injusta, porque como todos sabemos hay diferencias ya de por sí entre institutos. Debería ajustarse a lo que estamos viendo y en las condiciones en las que lo hacemos, reduciéndose temario o dando lugar a más opciones. La verdad es que lo que debería estar es ya fijada, para que los profesores sepan lo que nos tienen que enseñar y nosotros lo que estudiar", explica.

 

¿Cómo se han adaptado, precisamente los profesores a esta situación? "Hay de todo. Tenemos profesores como el de historia por ejemplo, que no ha contactado prácticamente con nosotros, no nos evalúa y tan solo hemos recibido algún correo electrónico suyo, pero por otro lado, con el de física o tecnología, por ejemplo, damos las clases onlie, como cualquier día en el mismo horario. Cada uno lo hace su manera, por lo que a nosotros se nos complica el estudiar de la misma forma que antes", asegura.

 

Situación muy complicada para ambas partes: "Los profesores están casi peor que nosotros, tienen que seguir dando temario y en principio entero. Algunos son optimistas y piensan que vamos a volver a las clases y hay otros que dicen que no vamos a volver ya y que nos facilitarán la prueba, pero en verdad nadie sabe nada. Por nuestra parte, las dos primeras semanas fueron horribles, no nos dejaron ni respirar. La verdad es que ahora nos mandan muchos más trabajos que antes".

 

¿Sería un cambio muy radical volver a las clases si fuera posible? "Nos costaría muchísimo volver a coger el ritmo. De hecho, cuando volvamos, si es que lo hacemos, tendríamos un montón de exámenes, porque los profesores no se plantean suprimirlos, ni hacerlos ahora mismo online. Ahora mismo algunos nos hacen trabajos para evaluarnos, otros no...", aclara.

 

Ahora más que nunca, cada maestrillo tiene su librillo. "Nunca mejor dicho, al ser tan distinta la educación en España decidan una cosa u otra, siempre van a beneficiar a unos u otros, por lo que esperemos que en este caso seamos nosotros los beneficiados", finaliza.

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: