"Las decisiones en el Ayuntamiento de Retortillo las ha tomado Berkeley"

La plataforma contra la mina de Retortillo cree imposible que empiecen las obras porque no tiene permisos y por los numerosos frentes legales y administrativos que tiene abiertos, incluida una demanda contra el permiso previo concedido por el ministerio.

La plataforma Stop Uranio y la formación IU-Equo consideran imposible que Berkeley cumpla con sus planes y pueda empezar las obras de la mina de Retortillo este mes de abril. "¿Qué obra van a empezar en abril, si no tienen permisos?", se han preguntado en una rueda de prensa en la que han hecho una enumeración de las acciones judiciales, legales y administrativas que han puesto en marcha para frenar esta mina a cielo abierto. "Las decisiones en el Ayuntamiento de Retortillo las ha tomado Berkeley", aseguran

 

Para los contrarios a la mina, el último capítulo de la oposición que mantienen con la empresa minera evidencia la situación del proyecto. Hace unos días, denunciaron la tala ilegal de encinas en los terrenos propiedad de la mina, una tala que se estaría haciendo sin permisos según su valoración ya que la que hicieron para el desvío de la carretera no los tenía. Por eso, han iniciado acciones para comprobar si tienen autorización para llevar a cabo esta corta de árboles.

 

Este es el último ladrillo del muro judicial que están intentando oponer a los planes de la mina. La instalación cuenta con permiso previo del ministerio, la Declaración de Impacto Ambiental favorable emitida por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y la conformidad del Consejo de Seguridad Nuclear, todo ello, desde septiembre de 2015. Sin embargo, ese permiso previo está recurrido en la Audiencia Nacional por Equo, que también ha dado pasos para frenar el proyecto en otras vías.

 

Así, han presentado un millar de alegaciones en el Ayuntamiento de Retortillo que tendrán que ser resueltas antes de dar de paso una licencia de obras. Además, han llevado la cuestión a las Cortes de Castilla y León y esperan contar a su favor con la mayoría de la oposición en el Congreso, que impedirá al PP, único partido que ha defendido el proyecto, hacer la aprobación unilateralmente. Es el ministerio correspondiente el que tiene que dar la autorización definitiva de apertura y puesta en marcha de la instalación. Además, han conseguido que se apruebe la solicitud de un estudio de salud sobre la zona, similar al que hace años evidenció afectaciones de cáncer en la zona de la mina de Saelices el Chico.

 

"No sé cómo pueden decir que empiezan las obras en abril y que en 18 meses estará operativa cuando no tienen permisos", han dicho.

Noticias relacionadas