Las debilidades siguen ganando la partida a las fortalezas de Aquimisa Carbajosa que vuelve a perder (ahora frente a Zornotza)
Cyl dots mini

Las debilidades siguen ganando la partida a las fortalezas de Aquimisa Carbajosa que vuelve a perder (ahora frente a Zornotza)

Aquimisa Carbajosa no tuvo opciones en ningún momento del partido y el hecho de jugar en casa le permitió competir algo más que en los partidos en los que los de Yeyo Vicente perdió por más de 30 puntos. Balance de cuatro derrotas y una victoria (69-82).

Aquimisa Carbajosa llegaba a su casa, al Pabellón Municipal con un balance de una victoria y tres derrotas justo al contrario que su rival, con tres victorias y una derrota, si bien es cierto que esta última se sucedió en la última jornada. Conscientes de sus opciones, pero debiendo competir cada uno de los partidos, los de Yeyo Vicente tenían delante a todo un Zornotza, equipo que a priori llegaba con un partida reducida, pero en la que todos los jugadores cuentan y aportan. De hecho, una de las principales diferencias entre ambas plantillas se vio latente en el primer parcial cuando al final del mismo tan solo dos jugadores por parte de Aquimisa Carbajosa, mientras que hasta seis lo habían hecho ya en el conjunto visitante

 

De primeras el marcador comenzó igualado con un gran Josep Peris que con dos triples puso a los suyos a tan solo un punto (9-10) cuando se rozaba el ecuador del primer cuarto. Aún así, el equipo naranja estaba demasiado blandito en defensa y en menos de tres minutos el parcial tornó contrario, 0-7 para los visitantes que acertaban desde la líea de 6,75 y se hacían hueco en una pintura en la que aparentemente Aquimisa tenía más centímetros, pero había que demostrarlo. Final del primer cuarto: 13-23 con una canasta en el último segundo del basa de Las Palmas y limpiar la gran ventaja conseguida por el equipo vasco. 

 

Del segundo parcial resaltar la presencia en el interior de Milan, un jugador grande, pívot, con alma de base o alero que anotó un único triple en el primer cuarto. Poco a poco su presencia fue a más dentro de la zona y no solo consiguiendo canastas después de acciones individuales en el poste bajo, sino también en el plano más defensivo, controlando el rebote e intimidando las acciones individuales por parte de los visitantes. Aún así todavía faltaba más, faltaba construcción en ataque y paciencia, centrándose tan solo en jugadas rápidas y demasiado individuales. Final del segundo cuarto: 28-42 y con una canasta demasiado ajustada por parte Zornotza. 

 

Las peores pesadillas llegaron en el inicio del tercer parcial cuando Borja Mendia que hasta el momento no había estado demasiado fino en ataque anotó hasta tres tiples consecutivos en menos de tres minutos, ampliando la ventaja por encima de los 20 puntos. Unas distancias en las que charros no se han sentido cómodos en ningún de los partidos disputados hasta el momento y lo peor es que quedaba más de un cuarto por jugar, mientras que a un equipo le salía todo y al otro prácticamente nada, haciendo auténticos esfuerzos por anotar. Aún así, Zornotza se dejó llevar y Aquimisa logró reducir la distancia hasta los 19 puntos: 44-63. 

 

El último cuarto parecía más bien el de un partido más que igualado. Hasta cuatro técnicas fueron señaladas por los colegiados y Bola Olaniyan fue expulsado tras recibir una antideportiva en la primera mitad y la posterior técnica. Así y tras la lesión de otro de los grandes de Zornotza la ventaja estaba (de nuevo) en el interior para Aquimisa, que redujo todavía más la distancia, 15 puntos a siete minutos para el final del partido. Ni con esas, el equipo visitante bordó el encuentro en todo momento controlado para un marcador final de 69 a 72 con las caras cada vez más bajas del equipo salmantino. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: