Las Cortes impulsan la reforma de la Ley de Cajas por unanimidad

Prolongar cinco años la edad de jubilación de Lucas Hernández. La tramitación, que prorroga la presencia de consejeros, finalizará con la aprobación de la enmienda legislativa en el próximo pleno
A.R.L.

Las Cortes regionales impulsaron por unanimidad –merced a los votos de los tres grupos: Popular, Socialista y Mixto– la reforma de la Ley de Cajas que permitirá prorrogar el mandato de los directores generales de las entidades de crédito de la Comunidad cinco años más desde la edad de jubilación, hasta ahora una medida barruntada durante meses que pasó a ser un embrión en forma de proposición de ley hace días y que refrendará el próximo pleno.

De esta manera, el máximo ejecutivo de la entidad resultante de la fusión entre Caja Duero y Caja España, Lucas Hernández, que cumple 65 años en junio, supervisará los movimientos en el primer lustro de vida de la principal firma financiera de Castilla y León. Además, la enmienda legislativa afectará a los consejeros que cumplan 12 años en el cargo, porque en virtud de la modificación prorrogarán su presencia en los órganos de la caja hasta que se produzca el próximo proceso electoral en las asambleas generales, previsto para finales de año. El cambio implicará a Víctor Pedraz y Francisco Rubio (representantes de los impositores), a Fernando Corral (CCOO) y a Antonio Muñoz (UGT) en el máximo órgano de gobierno, mientras que en la asamblea general afecta a Carmelo Cascón, Luis Antonio Campos, Ignacio Francia, Guadalupe García de Dios, Gerardo Arévalo, Casimiro Mesonero, Manuel Patino y Domingo del Río. Los consejeros generales que cumplan 70 años ya no podrán prolongar su participación.
“Favorecer el proceso es el mejor servicio que podemos hacer desde las Cortes”, defendió en el pleno el procurador popular Raúl de la Hoz, que reiteró que “o se reestructuran (por las cajas) o desaparecerán”. Mientras, el procurador salmantino socialista Emilio Melero resaltó el consenso con el que se ha iniciado el proceso en Castilla y León, que ha llevado a la fusión de Caja Duero y Caja España.