Las consecuencias de la primera vuelta al mundo de Elcano (y IV)
Cyl dots mini

Las consecuencias de la primera vuelta al mundo de Elcano (y IV)

Hoy terminamos para los lectores de Tribuna, la serie de cuatro episodios de lo que fueron las consecuencias más notables de la primera circunnavegación del planeta Magallanes-Elcano; con una referencia a algunas conmemoraciones a lo largo de los tres años 2019/2021 que se corresponden con el medio milenio del recorrido originario. Haremos la reseña de algunas exposiciones de interés, y asimismo de la nueva vuelta al mundo del buque-escuela Juan Sebastián Elcano, y algunas de sus actividades científicas emprendidas últimamente. Se trata, no de nostalgia, sino de un navío maravilloso, que empezó a navegar en 1928, y del cual, por tanto, en poco tiempo podremos conmemorar el centenario. Algo posible por su excelente mantenimiento, hasta el punto que se dice que excepto la camareta del comandante, hecha en las mejores maderas tropicales, todo ha sido renovado en el barco por lo menos una vez.

Conmemoraciones, en 2019, del más largo viaje

 

Sólo enumeramos aquí algunos de los ecos de la primera circunnavegación al cumplirse el quinto centenario en 2019, empezando por dos exposiciones relevantes, una en Sevilla, en el Archivo General de Indias, y otra en el Museo Naval de Madrid.

 

La primera de ellas, grandiosa por el marco espectacular de la antigua Casa de Contratación, que acogió la muestra, pero con contenido que podría haber sido más rico en piezas y significados. Así se lo dije al Rey Felipe VI, en el encuentro que allí tuvimos, y al que siguió la carta que luce adjunta. La segunda muestra fue en el Museo Naval, más limitada, pero mucho más expresiva y con un muy adecuado hilo conductor de vuelta al mundo.

 

Hubo también una exposición limitada pero importante de la Biblioteca Nacional, y otra, abundante en mapas, del Instituto Geográfico Nacional.

 

Interesante fue el viaje que hizo el periodista Carlos Pécker, tomando como referencia el diario de Antonio Pigafetta. Recorrió España, a lo largo de 1.785 kilómetros, en 72 jornadas, visitando los pueblos en que nacieron los once españoles que volvieron de la primera vuelta al

 

 

mundo, del total de los 18 supervivientes. Se trataba de recordar la gran historia a sus paisanos, cinco siglos después[1].

 

Por otro lado, un conjunto de aficionados a la historia y a la navegación, con gran experiencia náutica, decidieron emular, en velero, la vuelta al mundo de la Victoria. Estando integrada la primera etapa por José y Francisco Solá, José Morales, Miguel Ángel Lamet, Juan Manuel Eguiagaray, Mayte Larrauri y algunos más. Peinan canas, se dijo de tales nautas, pero sin más ni más, en 2019 iniciaron su circunnavegación, con escalas durante tres años, como miembros de la Asociación Amigos de los Grandes Navegantes y Exploradores Españoles (AGNYEE) [2]. Concretamente, el 10 de agosto bajaron por el Guadalquivir de Sevilla a Sanlúcar de Barrameda, iniciando así un viaje de tres años, con algunas pequeñas variantes, la circunnavegación de Magallanes/Elcano[3].

 

El buque-escuela Juan Sebastián Elcano

 

 

Aparte de las conmemoraciones citadas, haremos también una remembranza más que significativa: el buque-escuela Juan Sebastián Elcano, un gran navío, en el que el autor de este artículo tuvo ocasión de navegar en julio del 2009, cuatro días[1], entre su base de Marín (Pontevedra) y Cádiz. Debiendo recordarse que cuando en la Dictadura de Miguel Primo de Rivera se planteó hacer un buque-escuela para la Armada española (1927), los constructores vizcaínos que asumieron el proyecto, solicitaron que el barco llevara el nombre de un marinero vasco.

 

La Ministra de Defensa, Margarita Robles, en el Real Jardín Botánico de Madrid, exponiendo las labores científicaas que se desaarrollan a bordo del buque-escuela Juan Sebastián Elcano, antes visualizado en su última vuelta al mundo en 2020-2021. Hay que mencionar el impulso a esa labor científica merced a la promoción hecha por Kitín Muñoz, embajador buena voluntad de la UNESCO.

 

Fue entonces cuando se decidió llamarlo buque-escuela Juan Sebastián Elcano (b/e JSE), desde luego, no faltando razones. Botado el 5 de marzo de 1927 en los astilleros Echevarrieta y Larrinaga de Cádiz, desde entonces a 2019, el barco completó diez vueltas al mundo: la primera en 1928-29 y la última en 2002-03. Si bien, no todas de conformidad con la definición de circunnavegación, pues la mitad de esos viajes surcaron cauces no naturales, atravesando los canales de Panamá y de Suez.

 

Si los datos de que disponemos son correctos, el b/e JSE ha atravesado una decena de veces el Estrecho de Magallanes, pero en ninguna ocasión ha seguido la vía del Cabo de Hornos. En su crucero de enseñanza a guardiamarinas número 90 del Atlántico al Pacífico iba a pasar por el referido cabo, pero las condiciones meteorológicas del momento no lo aconsejaron[1].

 

La intención de la Armada para el XCIII crucero de instrucción del Juan Sebastián de Elcano, que arrancó el 24.VIII.2020, era –y es– la de dar la vuelta al mundo, reeditando así la gesta de Fernando de Magallanes y Elcano de hace 500 años. Sin embargo, la pandemia de coronavirus se cruzó en su rumbo y no sólo ha cambiado sus planes iniciales, sino que amenaza con modificarlos aún más a lo largo del año que se estima durará. De momento, el recorrido quedó en el aire, y que se haga de una forma u otra dependerá de la situación sanitaria que se vaya encontrando; lo que podría implicar que el buque escuela de la Armada regrese a España antes de completar la que sería su undécima vuelta al mundo. De ahí que la Armada utilice la palabra «incertidumbre» para definir el futuro de la travesía, que está previsto que termine el 14 de julio de 2021. En principio, la ruta es la que figura en el mapa del XCIII Crucero de Instrucción del buque-escuela[2].

 

Como siempre, los lectores de Tribuna, pueden dirigirse al autor a través del correo electrónico [email protected]. Sirvan estas últimas líneas para anunciar que la próxima semana empezaremos una nueva serie de entregas en torno a la longevidad y sus circunstancias.

 

 


[1] Mariano Juan y Ferragut, “España y el Estrecho de Magallanes…”, ob.cit, pág. 403.

[2] Fernando Cancio, “La vuelta al mundo del Juan Sebastián de Elcano, en el aire”, La Razón, 25.VIII.2020.

 


[1] Ramón Tamames, Cuaderno de Bitácora, inédito, Madrid, 2009.

 

 


[1] https://www.vozpopuli.com/altavoz/cultura/espanoles-caminaran-Km-conmemo rar-primera_0_1249675753.html

[2] A punto estuvo de embarca

rse el autor de este artículo en la citada nave, pero por su mucha edad y larga duración decidió no hacerlo. A través de Mayte Larrauri, regalé a la expedición una botella de whisky DYC de quince años.

[3] Inés Gallastegui, “Elcano marcó el rumbo”, ABC, 13.VIII.2019

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: