Las consecuencias de la primera vuelta al mundo de Elcano (III)
Cyl dots mini

Las consecuencias de la primera vuelta al mundo de Elcano (III)

En esta entrega, tercera, de la serie sobre las consecuencias de la primera circunnavegación, nos ocupamos de algunas cuestiones relacionadas con el más largo viaje de aquellos tiempos de la navegación a vela. Veremos primero la bibliografía de la época sobre cuestiones navales y marítimas. Y examinaremos cómo se intentó, sin lograrlo, que la UNESCO asumiera un papel relevante en la efemérides de los 500 años de la primera vuelta al mundo. Fracasaron los mecanismos hispano-lusos para concertar una conmemoración conjunta. No puede decirse que el Ministerio de Asuntos Exteriores de España hilara muy fino. Y cabe censurar a Portugal por su pretensión de que la expedición Magallanes-Elcano, al cien por cien española, fuera una proeza lusa, cuando en realidad los propios portugueses del tiempo de Manuel I boicotearon por todos los medios tal emprendimiento.

Libros marineros de la época

 

En la entrega anterior de esta serie, hicimos una revisión de los principales testimonios escritos, y publicados después en forma de libro, en torno a la primera circunnavegación. Pero además de esas publicaciones, es interesante destacar, y así se hace a continuación, que en aquel tiempo se publicaron en España una serie de volúmenes de gran calidad, no sólo por su contenido, sino también por la prestancia de su presentación. Y es este el lugar más apropiado del presente artículo para mencionar esas publicaciones sobre geografía y navegación, que alcanzaron una difusión importante en su tiempo. Citaremos, por lo menos, tres obras concretas, de indudable relevancia.

 

En 1519, precisamente el año en que se inició la primera circunnavegación, Martín Fernández de Enciso publicó Suma de Geographia[1], con todas las partes del mundo en especial de las Indias, tratando largamente del arte de pilotar. Con esa obra, España se colocó en vanguardia de la navegación europea.

 

Ya avanzado el siglo XVI, el erudito y comerciante flamenco Abraham Ortelio (Amberes, 1527-1598), cosmógrafo de Felipe II, recogió en una publicación, Theatrum Orbis Terrarum[2], en forma de atlas unitario, todo el material cartográfico disponible sobre los nuevos descubrimientos, reflejando ya la América y el hallazgo del Pacífico por Balboa en 1513, así como el estrecho descubierto por Magallanes. En total, Ortelio diseñó 87 mapas, muchos de ellos pre-elaborados por otros cartógrafos. Además, en su obra incluyó comentarios de cada mapa, un índice y un nomenclátor con los topónimos antiguos en latín y sus equivalencias modernas; toda una obra de concepción moderna.

 

 

Carta del Rey de España, Felipe VI, recordando el encuentro con Ramón Tamames, el 10 de septiembre de 2019, en la exposición en Sevilla sobre “El más largoviaje”.

 

La primera edición del Theatrum apareció en 1570, y tuvo tan buena acogida que se hicieron hasta 40 ediciones en un corto espacio de tiempo, en diferentes lenguas; publicándose adendas y suplementos con más mapas[3].

 

En 1543 se publicó el Arte de Navegar, de Pedro de Medina. Al que siguió el Breve compendio de la sphera y de la arte de navegar de Martín Cortés, publicado en Sevilla en 1551, que durante muchos años, en su versión inglesa, fue la referencia de los marinos británicos. Como también lo fue el Regimiento de Navegación de Andrés García de Céspedes, publicado en 1606, del que se hizo una reimpresión en París en 1620.

 

En definitiva, como reza la leyenda que se encuentra en el arco de entrada al aula de navegación de la Escuela Naval Militar de Marín, «Europa aprendió a navegar en libros españoles»[1].

 

¿La circunnavegación en la UNESCO?

 

El 23 de enero de 2019, en un encuentro de los ministros de Exteriores de Portugal y España, Augusto Santos Silva y Josep Borrell, España y Portugal acordaron una iniciativa conjunta para presentar al unísono una candidatura ante la Unesco a fin de declarar la Primera Circunnavegación al Mundo como un acto excepcional, propio de ser considerado como histórico Patrimonio de la Humanidad. De este modo, los Gobiernos de España y Portugal rectificaron una iniciativa previa portuguesa que pretendía impulsar la candidatura como solamente lusa en la Lista Indicativa de la Unesco[2].

 

El ministro portugués, Santos Silva, en un excelente español que modestamente calificó de «portuñol», quiso aclarar en la sesión que también los actos conmemorativos tendrán una dimensión nacional en su propio país con actividades en el plano educativo en escuelas, por ejemplo. Borrell también quiso mandar un mensaje de «proyección hacia el futuro» respecto a la celebración y reivindicó su «componente intelectual, de un hecho que fue el inicio de le globalización», en el que deberían participar también otros países que estuvieron en el periplo: Sierra Leona, Brasil, Uruguay, Argentina, Chile, algunos Estados del Pacífico, EE.UU. (por Guam), Filipinas, Indonesia, Timor Leste y Cabo Verde.

 

Un dictamen ad hoc sobre la circunnavegación, de la Real Academia de la Historia

 

Además de esa declaración conjunta, hay que hacer referencia al Dictamen que emitió la Real Academia de la Historia de España (que preside Carmen Iglesias), que habiéndolo iniciado meses antes, publicó su punto de vista el 1 de marzo de 2019, como “Informe sobre la Primera Circunnavegación de la Tierra”, en el que se dice, en lo relativo a la españolidad de la circunnavegación:

 

…Con este informe se pretende evitar que la Conmemoración de estos años se conviertan en una fuente de disidencias entre los dos países vecinos [España y Portugal]. Respondiendo a esta petición, esta Real Academia, basándose en los documentos que existen sobre el acontecimiento, del que este año se comienza a celebrar el V Centenario, unos ya publicados y otros inéditos, manifiesta lo siguiente:

 

2º.-El 18 de Marzo de 1518 Magallanes viajó a Valladolid a presentar su proyecto, el de encontrar el paso a las islas de la Especiería, al Rey Carlos I y firmó con él las Capitulaciones “…os obligáis descubrir en los términos que nos pertenecen e son nuestros en el mar océano dentro de los límites de nuestra demarcación islas y tierra firme…”.

 

3º.-Las cinco naves de la expedición se equiparon y aderezaron en Sevilla a pesar de los muchos inconvenientes que pusieron en todo momento tanto el embajador de Portugal, Alvaro Da Costa….

 

7º.-Fernando de Magallanes, tras una serie de contratiempos y motines entre la tripulación, logró encontrar el paso al Océano Pacífico por el Estrecho que lleva su nombre y una vez cruzado este océano, con sólo tres navíos, murió en Mactán, una isla del archipiélago de las Filipinas.

 

8º.-Después de la desaparición de Magallanes, se hicieron cargo de los dos navíos que quedaban una vez que llegaron a las Molucas, Juan Sebastián 

Elcano de la Victoria y Gonzalo Gómez de Espinosa de la Trinidad.

 

9º.- … Elcano a bordo de la Victoria partió para el viaje de vuelta, decidiendo hacerlo por el Cabo de Buena Esperanza…

 

10º.- Según los cronistas, el viaje de vuelta por el Índico, huyendo de los portugueses e intentando no aproximarse a sus enclaves, fue el más peligroso de toda la inmensa travesía…

 

12ª Cuando Juan Sebastián Elcano llegó a Sanlúcar de Barrameda, lo primero que hizo fue escribir una carta a Carlos I, resaltando … el hecho de haber conseguido circunnavegar la tierra por primera vez en nombre del Rey Emperador. 

 

Con tales datos, absolutamente documentados, es incontestable la plena y exclusiva españolidad de la empresa.

 

Madrid, 1 de marzo de 2019[1]

 

Portugal inscribió en 2016 la candidatura de la Circunnavegación en la Lista Indicativa de Patrimonio Mundial, pero no se avanzó en la tramitación, por la actitud de España contraria a esa idea. Después del reseñado encuentro de Josep Borrell y Augusto Santos Silva, el 9 de marzo de 2020 tuvo lugar un encuentro entre la Vicepresidenta Primera del Gobierno, Carmen Calvo, y el mencionado Ministro luso de Asuntos Exteriores.

 

En esa reunión se trató, entre otros asuntos, de las diferentes iniciativas que podrían llevarse a cabo en el ámbito de la UNESCO, para conmemorar el V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo. Y se decidió constituir un Comité de Enlace luso-español. Pero nada se sabe sobre si el Comité llegó a funcionar, habida cuenta de la pandemia de 2020.

 

Lo que sí es seguro que se abandonó el acuerdo Borrell/Silva de presentación de la candidatura de la ruta Magallanes/Elcano a la Lista de Patrimonio Mundial por las dificultades técnicas del caso[2].

 

 

Para conectar con el autor, los lectores de Tribuna pueden hacerlo a través del correo electrónico [email protected].

 

 


[1] Declaración de la Real Academia de la Historia, 1.III.2019.

[2] “No tenemos más información al respecto y, en cualquier caso la Delegación de España en la UNESCO se limita a cumplir las instrucciones del Ministerio”. De la carta del embajador Servando Latorre al autor, por correo electrónico, de 1.IX.2020.

 

 


[1] Teodoro López Moratalla, “El arte de navegar en la época de la circunnavegación”, en La primera vuelta al mundo, Taberna Libraria, Madrid, 2019, pág. 115.

[2] Esteban Villarejo, “España y Portugal acuerdan una iniciativa conjunta en la Unesco sobre Magallanes y Elcano”, ABC, 24.I.2019.

 


[1] Publicado en Sevilla en 1519. Versión digital en http://fama2.us.es/bgu /america/006_enciso.pdf

[2] Editado por Antuerpiae, Amberes, 1570. Copia digital disponible en el Ministerio de Cultura. Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria, Madrid, 2008.

[3] Carmen Lozano Polo, “Theatrum Orbis Terrarum”, en El viaje más largo. La primera vuelta al mundo, Acción Cultural Española, Madrid, 2019, pág. 188.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario:

Banner alberca tribuna 300x600px file