Las congelaciones consolidan al bus urbano de Salamanca entre los más baratos de España

Choque entre un bus urbano y un turismo (Foto: T. Navarro)

Las tarifas del bus municipal están entre las cuatro más baratas del país para cada viaje con la tarjeta y en el caso del abono mensual.

El bus urbano de Salamanca se consolida, un año más, como uno de los más baratos de España 'gracias' a las sucesivas congelaciones de precios que se aplican desde hace años. El precio del viaje con tarjeta, 0,59 céntimos, y el del abono mensual, 22,05 euros, están entre los cuatro más baratos del país; el único 'pero' es el billete sencillo sin tarjeta ni abono, 1,05 euros, aunque su uso es muy limitado.

 

La diferencia de precio en el viaje en autobús urbano utilizando un bonobús llega a alcanzar el 307% en aquellas ciudades donde existe esta modalidad. Es una de las conclusiones del estudio anual realizado por FACUA-Consumidores en Acción, en el que se pone de manifiesto que, en 2019, Madrid, Girona y Barcelona son las ciudades con las tarifas de autobús más caras en esta tarifa de las 53 analizadas.

 

El estudio abarca la totalidad de las 50 capitales de provincia -salvo Pontevedra, que no cuenta con un sistema de autobús urbano como tal- más Ceuta, Melilla, Santiago de Compostela y Gijón. De media, viajar en autobús utilizando un bonobús o tarjeta recargable con transbordo (el que ofrecen casi todas las ciudades analizadas, en concreto 39) cuesta 0,75 euros, una leve bajada del 0,7% con respecto al año pasado.

 

Cabe destacar que, a la hora de realizar las comparativas entre los precios medios de las distintas tarifas en 2018 y 2019, no se han tenido en cuenta las 17 ciudades que se han incluído nuevas este año ni aquellas que hayan podido implementar alguna tarifa por primera vez en 2019 para evitar desvirtuar los resultados.

 

El trayecto con esta tarjeta más caro es el de Madrid (1,83 euros, si bien es cierto que este bono permite también usar otros transportes urbanos de la ciudad), seguido por el de Girona (1,07 euros), Barcelona (1,02 euros) -repiten como las ciudades más caras-, Lleida (0,98 euros) y Alicante (0,87 euros). En el otro extremo, los viajes más baratos se encuentran en Lugo (0,45 euros), Logroño (0,53 euros), Ávila (0,55 euros), Salamanca (0,59 euros) y Santiago de Compostela, Segovia y Vitoria (los tres con un precio de 0,60 euros). Un usuario puede ahorrar, de media, hasta un 37,4% si utiliza un bonobús con transbordo en lugar del billete sencillo o univiaje.

 

En cuanto a los trayectos con bonobús sin transbordo (del que disponen 25 de las 53 ciudades), Madrid continúa siendo la ciudad más cara (1,22 euros). Le siguen Palma de Mallorca (1,00 euros), San Sebastián (0,95 euros), Oviedo (0,90 euros) y Huesca (0,85 euros). Las más baratas son Palencia (0,40 euros), Lugo (0,45 euros), Burgos (0,47 euros) y Logroño (0,53 euros). De media, el viaje cuesta 0,72 euros -una bajada del 1,1%.

 

En general, la gran mayoría de las ciudades han mantenido los mismo precios que en 2018 en la totalidad de las tarifas que se han analizado (billete univiaje, bonobús con o sin transbordo, tarjeta mensual y billete nocturno) con alguna subida o bajada puntual de precios en alguna de ellas. Sí destaca A Coruña, que ha bajado todas sus tarifas entre un 7 y un 12%.

 

 

Billete sencillo

 

El billete univiaje, o también conocido como billete sencillo, cuesta de media 1,20 euros en 2019. Con respecto al año pasado, comparando únicamente las ciudades analizadas en ambos estudios, ha subido apenas un 0,1%.

 

Barcelona repite como la ciudad más cara para esta tarifa, 2,20 euros. Le siguen San Sebastián (1,75 euros), Madrid, Palma de Mallorca, Tarragona, Valencia y Valladolid, las cinco con 1,50 euros. Entre las más baratas se encuentran Lugo (0,64 euros), Palencia (0,72 euros), Logroño (0,72 euros), Melilla (0,85 euros) y Ceuta y Ourense (ambas 0,85 euros). La diferencia alcanza el 244%.

 

En 2019, la gran mayoría de ciudades han mantenido las mismas tarifas que ya poseían en 2018. Sólo dos ciudades, Santa Cruz de Tenerife y Bilbao, han subido los precios de esta modalidad, un 8% y un 3,8% respectivamente. Por el contrario, A Coruña ha bajado el importe de este billete en un 7,7%. FACUA entiende que, al ser el billete sencillo una modalidad de viaje que utilizan normalmente usuarios no habituales, es razonable que su precio tenga un carácter disuasorio, con el fin de ayudar a sufragar el conjunto del sistema.

 

 

Tarjeta mensual

 

La tarjeta que se oferta para el periodo de un mes, en numerosos casos ilimitada, se encuentra presente en 34 de las ciudades encuestadas. Su valor oscila entre los 15 euros de Albacete y los 54,60 euros de Madrid, mismo precio que el año pasado. La tarifa media es de 34,74 euros, un 0,4% menos que en 2018.

 

A Madrid le siguen, como ciudades más caras, Barcelona (54 euros), Girona (46,15) y Las Palmas y Oviedo (ambas con 42 euros). Las más baratas tras Albacete son Ciudad Real (20 euros), Soria (21,50 euros), Ávila (22 euros) y Salamanca (22,05 euros).

 

 

Billete nocturno

 

La tarifa más alta en el tramo nocturno corresponde a San Sebastián (2,10 euros), seguida de Vitoria (1,85 euros), Lleida (1,75 euros) y Burgos, Granada, Madrid, Palma de Mallorca y Valencia (1,50 euros). Mientras, en el otro extremo, las cinco ciudades más baratas durante la noche y madrugada son Bilbao (0,66 euros, un 1,5 % más que en 2018), Palencia (0,70 euros), Ceuta (0,85 euros), Soria (0,90 euros) y Segovia (1 euro).

 

De media, coger el autobús en este tramo cuesta 1,24 euros, un 0,3% menos si comparamos, una vez más, aquellas ciudades que estaban tanto el estudio de 2018 como en el de aste año. La diferencia alcanza el 218%.