Las comunidades de vecinos de Salamanca se podrán oponer a que les pongan un piso turístico en el portal
Cyl dots mini

Las comunidades de vecinos de Salamanca se podrán oponer a que les pongan un piso turístico en el portal

Pisos turísticos

La ordenanza de pisos turísticos sigue su proceso y abre la puerta a una primera limitación, potestad de los vecinos. Sólo cinco de las últimas 75 actuaciones en pisos fueron en establecimientos turísticos.

El éxito turístico de Salamanca se nota en muchas cosas, desde la proliferación de negocios hosteleros a la multiplicación de las terrazas, pero todavía hay fenómenos que no han llegado a la ciudad. El caso más evidente es el de los pisos turísticos, un fenómeno que está causando una gran controversia en España, y también muchos problemas en algunas capitales del turismo como Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca o San Sebastián. Todas ellas se han lanzado a regular la apertura y funcionamiento de los denominados apartamentos turísticos para limitar su implantación, y Salamanca se ha puesto también manos a la obra con su regulación.

 

Este martes el grupo de trabajo creado para elaborar el nuevo reglamento de pisos turísticos ha terminado sus funciones. Se trata solo de un primer paso, un trabajo preliminar, que deberá completarse con los informes técnicos y jurídicos, y el trámite reglamentario en comisiones y pleno. El proceso no lo va a terminar la actual corporación y deberá ser la próxima la que apruebe el nuevo reglamento, puede que a partir de septiembre.

 

El reglamento quiere poner orden en un fenómeno poco desordenado en la ciudad. Según el Ayuntamiento, hay 226 de estas viviendas en el registro oficial de la Junta, aunque en las plataformas online que reinan en este tipo de negocio se pueden encontrar casi el doble, casi 450. La ciudad tiene ahora más de 3.000 plazas en este tipo de establecimientos, muy difundidos a través de portales especializados. Se han detectado 140 establecimientos irregulares y se quiere que todas las plazas se sometan a la nueva norma.

 

La ordenanza municipal se ha elaborado utilizando como base la Ordenanza Municipal sobre Actividades Inocuas del Ayuntamiento de Salamanca al entender que encaja en esta regulación. Viene a completar la regulación que ya existe para esta actividad en la Comunidad de Castilla y León, que se centra en conseguir que estos negocios se registren oficialmente y que vigilará los fraudes. Pero, ¿qué contiene la nueva ordenanza?

 

Ya se conocían algunos detalles, como la obligación de tomar medidas para que no se  moleste a los vecinos o la de permitir el acceso a la Policía Local, que no suponían limitaciones en el ámbito que están implantando todas las ciudades. Según los integrantes del grupo de trabajo, en la reunión de este martes se debatió un aspecto nuevo que la ordenanza deja abierto: la posiblidad de que una comunidad de vecinos se oponga a tener pisos turísticos. Si los vecinos toman un acuerdo en ese sentido, no se podría registrar ninguno.

 

 

Pocos casos de pisos molestos

 

El texto recoge medidas para garantizar las debidas condiciones de seguridad y evacuación de los alojamientos, y la obligatoriedad del titular a adoptar las previsiones necesarias a fin de que su actividad no ocasione molestias a los vecinos y residentes. En este sentido, el Ayuntamiento ha asegurado que de las últimas 75 actuaciones de la Policía Local en Salamanca por molestias en pisos, solo cinco eran en apartamentos turísticos y, el resto, eran fiestas en pisos de estudiantes.

 

Asimismo, para facilitar la inspección, la ordenanza contempla la obligatoriedad por parte de los titulares, gerentes o responsables legales, encargados o empleados de los establecimientos y sus usuarios, siendo ésta medida también una novedad, a permitir el acceso a los mismos de la Policía Local y de los servicios técnicos municipales competentes con objeto de comprobar el cumplimiento de la normativa establecida en esta materia. Además, también se podrá exigir un plan de evacuación y de contingencia contra un eventual incendio.

 

 

Multas, ¿para los usuarios o para los propietarios?

 

La nueva ordenanza establece infracciones que pueden ser sancionadas con multas de hasta 750 euros, para infracciones leves; hasta 1.500 euros y/o clausura del establecimiento o actividad por un periodo de tiempo no superior a tres meses, para las infracciones graves; y multas de hasta 3.000 euros y la clausura del establecimiento o actividad por un máximo de seis meses en el caso de las infracciones muy graves.

 

La federación de empresarios de apartamentos turísticos ha pedido en la reunión de este martes que se aclare si las sanciones van para los usuarios o para los propietarios.