Las compuertas regulan sobre el Duero una crecida de 2.000 m3/s

 
Miguel Corral

Las abundantes precipitaciones de este invierno han motivado que en estos momentos casi la totalidad de las presas del Sistema Duero, controlado por Iberdrola, desalojen agua por sus aliviaderos de superficie. A la apertura de compuertas en las presas de Castro, Villalcampo y Saucelle, en el Duero, además de la de Ricobayo en el Esla y las situadas sobre el río Tera, Agabanzal y Cernadilla (a excepción de Valparaíso) se sumó la tarde del domingo Aldeadávila con sus ocho aliviaderos de superficie para contrarrestar los 2.000 metros cúbicos por segundo (m3/s) de punta que alcanzó el Duero en la jornada del lunes.

Según explicó José Ángel Martínez, responsable de Operaciones y Gestión del Duero de Iberdrola, se trata del máximo registro de este invierno, un dato sin duda destacable, aunque aún muy por debajo de los 5.000 m3/s registrados en 2001/02, por lo que Martínez calificó la punta actual de avenida de “mucho más suave”. Este dato corresponde al caudal máximo que transcurre por el Duero en un momento determinado, y que en este caso varía en función del desalojo de agua que producen las presas río arriba, además de las españolas, también las portuguesas de Bemposta y Miranda do Douro.

En estos momentos la presa de Aldeadávila desaloja 1.700 metros cúbicos por segundo, 800 de ellos por sus compuertas y 900 mediante turbinado a través de sus ocho generadores. Además, a este dato hay que sumar los 150 m3/s que bombea del Duero la central de Villarino hasta el embalse de Almendra sobre el Tormes, que en se encuentra al 85% de su capacidad máxima.

Producción energética
Las lluvias de estos meses han motivado que la producción de electricidad de Aldeadávila en los meses de enero y febrero se haya duplicado respecto al mismo periodo de 2009, un año extremadamente seco, pero aUn así, la producción energética se ha incrementado en un 40% respecto a años hidrológicos normales. En estos dos últimos meses los ocho grupos de Aldeadávila han generado 2.450.000 Mw/h frente a 1.112.000 Mw/h que se contabilizaron en el mismo periodo de 2009.

En lo que se refiere a rendimientos económicos para Iberdrola, el fuerte caudal del Duero y el turbinado de los generadores de Aldeadávila y Saucelle apenas si tieneN incidencia. Según Martínez, el precio del kilovatio en estos momentos es cero, salvo algún momento de punta en el consumo, el turbinado ahora es como verter el agua por las compuertas”. Es ahí donde los grupos reversibles, como los seis instalados en Villarino, permiten optimizar el caudal del Duero mediante el bombeo de agua al Tormes. Esta reserva de agua, de un 15% más de lo que produciría a su paso de nuevo por los generadores, se transformará en electricidad tres veces, en Villarino, Aldeadávila y Saucelle.